La Cofradía de Jesús Caído entregó un reconocimiento a la Antigua Capitanía General Centro

|


Una comisión de la Muy Ilustre y Real Cofradía de Nuestro Padre Jesús Caído y María Santísima de la Esperanza, encabeza por el Secretario General y Vice-Hermano Mayor, Ángel López Sánchez, ha hecho entrega de un reconocimiento a la antigua Capitanía General Centro, actual Dirección de Acuartelamiento (DIACU), que ha sido recibido por el General Director, Fernando Aznar Ladrón de Guevara, en su despacho de la madrileña calle Mayor, en el edificio del Palacio de los Consejos.

En las palabras previas a la entrega del reconocimiento, Ángel López manifestó el orgullo y satisfacción que suponía que hace 30 años la antigua Capitanía General fuera el estamento militar en donde se originó el hermanamiento con el Ejército, tras ser aceptado el nombramiento de Presidente de Honor por el entonces Capitán General, Gustavo Urrutia Gracia, y de cuya efeméride se conmemora el XXX aniversario que después se fue ampliado al ámbito de las Fuerzas Armadas, y cuyo acto central se celebró recientemente en las instalaciones de la compañía Tecnobit-Grupo Oesía.

Igualmente se recordó el hecho de que ese mismo año, el de 1987, ya participara la primera unidad militar en la procesión de mediodía de Viernes Santo, en concreto el desaparecido Regimiento de Artillería, Información y Localización, de guarnición en Ciudad Real, y se hizo hincapié en el hecho de que después se hayan realizado hermanamientos con otras unidades del Ejército.

Tras ser entregado el reconocimiento en el que está sobre impresionado el cartel anunciador de la estación de penitencia, que es obra del acuarelista y dibujante Honorato del Hierro, el general Fernando Aznar, tuvo palabras de agradecimiento por el hecho de haber sabido conservar lo que con mucho cariño y esfuerzo comenzó hace ya tres décadas, e instó a los actuales dirigentes de esta cofradía a continuar con los lazos de unión existente, señalando que “entre todos continuemos haciendo grande nuestra cofradía”, sugiriendo que nunca se olvide la labor social y cristiana.

El general Fernando Aznar hizo entrega también de un recuerdo y una publicación recientemente editada por el Ministerio de Defensa que recoge la historia del actual edificio del Palacio de Capitanía que data del año 1611, cuyas dependencias fueron posteriormente visitadas, al igual que la Iglesia Catedral de las Fuerzas Armadas, sede del Arzobispo Castrense.

La representación de la Cofradía se mostró muy agradecido tanto al general Fernando Aznar, como a su Estado Mayor y restos de mandos que compartieron esta jornada que rememora aquella otra del 3 de abril de 1987 cuando se hizo oficial el hermanamiento.



Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.