Nace la Unidad de Protección de Medio Ambiente para atajar el incivismo de los que no recogen los excrementos de sus mascotas en la vía pública

|



Las áreas municipales de Medio Ambiente y Policía se han unido para poner en marcha una campaña de concienciación ciudadana que trate de poner un fin a las prácticas incívicas de ciertos ciudadanos que no recogen los excrementos que sus mascotas depositan en la vía pública. Para ello se ha creado una unidad bajo el nombre de Uproma (Unidad de Protección del Medio Ambiente), que estará compuesta por cinco agentes de Policía Local que irán recorriendo distintas zonas de la localidad a determinadas horas del día para vigilar y podrán ir uniformados o de paisanos. Además, la campaña, que dará comienzo el próximo lunes, conlleva sanciones que pueden alcanzar los 300 euros.


Así lo ha explicado la concejala de Medio Ambiente, Amparo Crespo, quien ha indicado que la campaña se crea a raíz de detectar que "un número bastante elevado de personas siguen sin recoger los excrementos de sus perros en la calle, lo que molesta a los viandantes y genera una mala imagen de la ciudad". 


Además, Crespo ha incidido en que esta campaña no tiene un afán recaudatorio, puesto que ya existen sanciones en la normativa vigente que pueden llegar a los 300 euros, sino que el objetivo es "concienciar, educar y tratar de disuadir a los que llevan a cabo esta mala práctica". No obstante, si esta recién creada unidad de Policía Local pilla in fraganti a algún ciudadano que no recoja los excrementos se le sancionará de manera simbólica con 50 euros. Si lo vuelve a hacer una segunda vez, la sanción se elevará a los 150 euros y, si es reincidente por tercera vez, la sanción será de 300 euros. 


Igualmente, Crespo ha añadido que la sanción "se podrá incrementar si el perro no lleva puesta la correspondiente correa o si es un peligroso y va sin bozal, que en estos casos podría llegar la sanción hasta los 2.500 euros".


En este sentido, la concejala de Medio Ambiente ha aprovechado para recordar que el Ayuntamiento ha puesto a disposición de la ciudadanía desde hace años bolsas gratuitas para recoger los excrementos de los perros en la calle, bolsas que pueden recogerse en la calle  Juan Alcaide, 9. Además, ha recordado también que el  Consistorio habilitó cuatro zonas de esparcimiento ubicadas en distintos puntos de la localidad en los que las mascotas pueden correr libremente y hacer sus necesidades.


Por su parte, la concejala de Seguridad Ciudadana y Policía, Ana Rosa Ruiz, ha hecho un llamamiento a la ciudadanía para que "sean solidarios llamando al 092 de forma anónima si conocen algún caso de algún vecino que haga estas malas prácticas, que digan la zona y el horario se tendrá en cuenta para hacer un seguimiento; se trata de atajar el problema y que la gente sea cívica".


Por último, la edil de Medio Ambiente ha pedido a todos "que seamos más cívicos, más limpios y mantengamos la ciudad lo mejor posible".

2 Comentarios

1

Se me olvidó comentar, deberían también sancionar a los que echan azufre en la calle para evitar que se orinen los perros, que el azufre no es muy sano y lo respiramos todos, o un nene que se le caiga algo en el azufre, lo recoja y se lo lleve a la boca ...

escrito por agc 17/mar/17    16:34
2

Soy dueño de perro, y recojo siempre sus excrementos, y si puedo evitar que se orine en fachadas de viviendas lo evito, intento siempre que orine en contenedores, árboles, tierra, ... pero por lo que escribo es para opinar que me da mucho asco que en los pipican tampoco se recojan los excrementos, espero que esto también lo sancionen, en concreto en el pipican de enfrente de los aparcamientos del hospital no paso nunca con mi perro porque parece un estercolero, espero que se aplique esta medida con contundencia.

escrito por agc 17/mar/17    16:31

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.