El IES Bernardo de Balbuena vuelve a estar de enhorabuena

|



Un año más, 4 alumnos de 1º de bachillerato del IES Bernardo de Balbuena han vuelto a participar en la Fase Nacional del Programa Modelo de Parlamento Europeo (MEP), tras haber sido seleccionados entre más de 200 estudiantes de toda España.



Además, el alumno José Valenzuela Lara ha sido uno de los 20 preseleccionados en esa Sesión Nacional para representar a España en una de las Sesiones Internacionales que se celebrarán en Helsinki y en Tallin.



Parece ya algo normal que los alumnos de este instituto de Valdepeñas participen en el MEP, pero esa normalidad no es ni más ni menos que el resultado de mucho trabajo, compromiso y esfuerzo. En este caso el que han llevado a cabo los alumnos/as: Carolina García, Jimena de las Heras, Juan José Lara y José Valenzuela bajo la tutela de dos profesoras del centro, Paula Carmona y Gloria Fernández.



Un proyecto europeo para jóvenes estudiantes


El MEP (Modelo de Parlamento Europeo) es un proyecto educativo para jóvenes de toda Europa, cuyo objetivo es fomentar la conciencia de ciudadanía europea y la cultura de debate parlamentario constructivo, a través de la recreación de sesiones parlamentarias entre estudiantes que siguen el protocolo de la Cámara de Estrasburgo. Es un objetivo que hoy día no parece nada fácil conseguir, debido a las horas bajas que está viviendo la UE.


Sin embargo, este Proyecto, en el que el IES Bernardo de Balbuena viene participando de manera laboriosa y entusiasta desde el curso 2010-2011, atrae a aquellos estudiantes más inquietos y comprometidos con la realidad que les rodea, jóvenes con sentido crítico, exigentes consigo mismos y dispuestos a colaborar, participar, y, por supuesto, a trabajar y dar todo lo que esté en su mano. Y eso es lo que han hecho Carolina, Jimena, Juan José y José.



Horas y horas de trabajo y esfuerzo para poder ser seleccionados


En junio de 2016 estos/as estudiantes comenzaron a trabajar documentándose sobre los cuatro temas propuestos por el MEP para esta nueva edición: “La discriminación de la mujer en el mercado laboral”, “El Comercio armamentístico europeo”, “la Crisis de los Refugiados” y “El empleo irregular y la transparencia empresarial en la UE”.


Todo el material recogido fue la base para la elaboración de un trabajo que de forma coherente debía reflejar el estado actual de la cuestión y aportar respuestas y soluciones a los temas planteados. Paralelamente, los alumnos participaron en un foro de debate online en el cual, junto con el resto de participantes de la misma edad y de toda España, se argumenta y dialoga sobre el tema seleccionado por cada alumno desde diferentes perspectivas.


Dicho así puede parecer sencillo, pero no lo es; expresado en palabras de Juan José Lara: “Podría hablar de horas y horas del trabajo y del esfuerzo realizado desde el mes de junio; pero éste ha sido finalmente recompensado”. “Tanto esfuerzo tuvo su recompensa, y conforme van pasando los días soy más consciente de todo lo que he aprendido; la realización del trabajo fue un arduo pero increíblemente satisfactorio proceso, en el que fui magníficamente guiada por las profesoras Gloria y Paula”, nos cuenta Carolina.



Selección y participación en la Sesión Nacional


Tras finalizar y enviar los trabajos y otras propuestas y la constante participación en el foro, vinieron los nervios hasta que el 16 de enero de 2017 se le comunicó al centro que los cuatro alumnos del IES Bernardo de Balbuena habían sido seleccionados. Sólo 68 chicos/as lo fueron para participar en la Sesión Nacional del Programa que tuvo lugar en León del 24 al 27 de febrero, donde estos 68 estudiantes tuvieron la oportunidad de sentirse parlamentarios por unos días.


En León, en la ceremonia de apertura, Juan José Lara leyó el discurso de presentación que había sido elaborado por los cuatro alumnos y en el que expresaban “sus inquietudes y el deseo de un mundo mejor”.


Juan José Lara resume así su experiencia en León: “dedicamos los tres primeros días a trabajar, debatiendo en comisión (siguiendo un estricto protocolo) para finalmente redactar una resolución, intercalando breves descansos para reponer fuerzas, descansos que incluso llegamos a utilizar para avanzar en el trabajo; también tuvimos una fiesta de despedida la última noche y el último día fue la Asamblea General, en la que cada comisión presentó y defendió la resolución redactada previamente. Desde mi comisión supimos defender nuestras ideas sin recibir ninguna enmienda, consiguiendo la aprobación de nuestra resolución por parte de la presidencia y con mayoría de votos a favor, y quedamos muy satisfechos”. Carolina añade: “fueron cuatro intensos días los que pasamos en León, por cierto, cuna del parlamentarismo”.



Una experiencia enriquecedora, ¿un virus?


Ya de vuelta en Valdepeñas, todos felices y contentos, estos chicos y chicas reflexionan sobre la experiencia vivida. Así lo cuenta Carolina: “Tanto esfuerzo tuvo su recompensa, y conforme van pasando los días soy más consciente de todo lo que he aprendido, de lo que ha supuesto para mí el MEP; sin embargo, aquel que no lo viva no podrá llegar a entenderlo, como yo no lo entendía. Participar en el MEP implica un crecimiento intelectual y, sobre todo, un crecimiento personal. Sin duda, ha sido una de las experiencias más enriquecedoras de mi vida y lo seguirá siendo; va a ser verdad eso del contagioso virus MEP”.


“En definitiva el MEP es una experiencia muy interesante, ya que poder tratar temas de la misma manera que se hace en el Parlamento Europeo te hace ver de forma distinta las cosas, vislumbrando un futuro más humano. Además, estar con gente de todas partes de España con tantas cosas en común y un mismo objetivo es increíble. Pero no hubiese podido llegar hasta aquí sin la ayuda y confianza que depositaron en mí Paula y Gloria. Y, por supuesto, me enorgulleció representar a mi instituto”, reflexiona Juan José.


Jimena añade: “Si tuviese que destacar algo de esta experiencia, sería todo lo que he descubierto de mí misma: me he apoyado en mis puntos fuertes y he aprendido de los débiles para mejorar. Además, ahora sé realmente quién quiero ser en un futuro. En cuatro días he vivido más que algunos en una toda una vida.”



Hay una palabra que todos repiten y nos llama la atención; es la palabra “virus” y parece que ciertamente han sido infectados por ese virus MEP, que su veneno se les ha metido en el cuerpo. Jimena explica así cuál es el veneno con el que se han contagiado: “Lo llamaban “virus MEP”. Creí que estaban locos, que eran unos exagerados. Pero ahora lo entiendo. El MEP ha sido una experiencia realmente inspiradora: he conocido personas con otros puntos de vista, pero hemos sabido llegar a acuerdos, en mi opinión, muy beneficiosos; he aprendido lo que es el trabajo en equipo y lo importante que este es en nuestra sociedad; he hecho amigos que espero sigan ahí durante mucho tiempo. Sé que esto no ha acabado aquí. Aunque no tenga la suerte de poder ir a la Sesión Internacional, podré seguir formando parte de esta gran familia. Y solo puedo decir: GRACIAS”.



Virus que perdura en el tiempo


También el virus perdura en otra alumna, Raquel Ruiz Incertis, que el curso pasado fue seleccionada por su destacada actuación en la Sesión Nacional y participó en la Sesión Internacional celebrada en La Haya en noviembre de 2016 y que este año ha acudido a la Asamblea celebrada en León.


“Suele decirse que la primera vez en cualquier cosa es siempre la mejor. Sin embargo, esta es la tercera Sesión del MEP a la que he asistido, y puedo asegurar que la he vivido con el mismo entusiasmo e ilusión que la primera. Haber estado este año en León, ya no como delegada, sino como colaboradora de la organización, me ha permitido ver las cosas desde otra perspectiva, pero nunca desde fuera, sino desde muy dentro. El “MEP Alumni” es un grupo muy grande y siempre es agradable reencontrarte con los “exmeps” a los que hace tiempo que no veías o con esos amigos que solo pueden hacerse cuando vives experiencias como esta. Porque el MEP no solo es esfuerzo, diálogo y capacidad de trabajo, sino también un proyecto único que te permite darte cuenta de la cantidad de lazos e intereses que te unen con muchísimos jóvenes de todos los rincones de España, o de toda Europa, si también tienes la increíble oportunidad de participar en alguna de las Sesiones Internacionales.


Por ello, solo puedo dar las gracias a los que han hecho posible que haya podido acudir un año más a la Sesión Nacional, esta vez en una ciudad tan bonita como León, cuna del parlamentarismo, y señalar la inestimable labor de tantas y tantas personas de la Fundación San Patricio que se dedican con entusiasmo a este programa que aporta valores de todo tipo, valores que te cambian a nivel intelectual, pero sobre todo personal”.



Esperanzas puestas para la Sesión Internacional en José Valenzuela Lara


Pero la satisfación y alegría fue aún mayor cuando el 6 de marzo llegó otra buena noticia al IES Bernardo de Balbuena: el alumno José Valenzuela había sido preseleccionado como uno de los 20 mejores participantes de la Fase Nacional y tras pasar una entrevista en inglés puede que sea uno de los 10 seleccionados para representar a España en las Sesiones Internacionales, que se desarrollarán en lengua inglesa, y que se celebrarán en Helsinki y Tallin en primavera y en otoño.

Habría sido un perfecto final para esta historia de dedicación y esfuerzo que todos hubieran sido seleccionados, y pudieran ir a Europa, pero solo José puede que llegue a hacerlo. En su opinión “el MEP ha sido una experiencia inolvidable, casi indescriptible. El hecho de estar con tanta gente con mis mismos intereses y que estaba allí gracias a su esfuerzo, y que no dudaba en ayudarte, ha sido algo maravilloso. Todo lo trabajado y debatido fue finalmente aprobado en la Asamblea General. Cuatro días de trabajo agotador pero que sin duda han valido la pena y que serán una experiencia inolvidable”.



Experiencia muy gratificante para el profesorado


Terminamos este reportaje con la visión aportada por las profesoras del centro que acompañan a los chicos en esta aventura. Para ellas este no es un proyecto al uso, ya que no consiste solo en la realización de un simple trabajo escolar sino que exige un compromiso serio y continuado y requiere todo un proceso de documentación, investigación y concienciación sobre temas de gran interés y actualidad que nos afectan a todos como ciudadanos de la Unión Europea. Por eso, ellas apuestan y luchan por sacar adelante proyectos de este tipo, que ayudan a educar a ciudadanos más comprometidos y críticos, con la peculiaridad de permitir a jóvenes de 16/17 años vivir en primera persona por unos días la función desempeñada en el Parlamento Europeo por los representantes políticos.


“Quizás algunos de nuestros representantes políticos tendrían que asistir a una de estas asambleas juveniles y tomar nota del respeto con el que se tratan estos jóvenes parlamentarios y del entusiasmo que ponen en encontrar soluciones desde el consenso a algunos de los graves problemas que aquejan hoy día a la UE”, concluyen las profesoras.



Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.