El Gobierno de Castilla-La Mancha reconoce el esfuerzo de los agricultores por la modernización del sector olivarero

|


La directora provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Prado Amores, ha destacado “el importante esfuerzo” que han realizado y continúan realizando los agricultores y las 77 almazaras de Ciudad Real en esta última campaña, de las cuales 42 son cooperativas, por “modernizarse y adaptarse a la competencia existente en los mercados, siempre con el objetivo de ofrecer al consumidor un aceite de oliva de excelente calidad”.


Para Amores es fundamental “apoyar y orientar” al sector agroalimentario ya que en la mayoría de los casos, las almazaras “constituyen el principal motor económico y social del municipio”, tanto por la cantidad de socios que integran como por su volumen de facturación y sus contribuciones a la creación de empleo y la mejora de vida de los habitantes de la zona,por lo que es “de vital importancia apoyar y orientar al sector agroalimentario y por ende a los agricultores, fijando población y dinamizando el medio rural”.

La directora provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha recordado que la provincia de Ciudad Real, con casi 150.000 hectáreas, presenta la mayor superficie de este cultivo en la región, encontrándose más de 5.000 hectáreas en el término de Moral de Calatrava.

Declaraciones de Amores en la visita que ha realizado a varias parcelas de olivar en el término municipal de Moral de Calatrava al objeto de cotejar ‘in situ’ la operación de poda que se está realizando en los olivares de la comarca.

Con esta actuación “tan estratégica” se consigue dirigir el árbol, mantenerlo con la densidad vegetativa adecuada, determinar la forma de expansión de la copa y principalmente equilibrar las producciones a medio y largo plazo, atenuando la vecería en la medida de lo posible. En suma, “armonizar el porte y la recolección” paulatinamente.

Engracia Segovia y Manuel Montero, agricultores experimentados en este cultivo olivarero han resaltado la importancia de la poda anual para homogenizar la producción, a la vez que se consigue tener un árbol con madera joven y productiva, minimizando los daños de fraileados intensos con periodicidad plurianual.

Asimismo, han sugerido la organización de más cursos sobre la poda del olivo complementarios a los que se realizan en el Centro de Investigación del Chaparrillo a fin de formar a los nuevos jóvenes incorporados al sector agrario, dar una mayor cualificación de los profesionales del sector oleícola y, en consecuencia, gestionar de mejor modo las explotaciones al dotarlas de un mayor valor añadido.



Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.