La audaz aventura de Pedro Santos-Olmo: 63 kilómetros contra el cáncer

|


Llámenlo desafío. Tíldenlo de reto. O pónganle el cartel de locura. Quizás las tres cosas. El caso es que Pedro Antonio Santos-Olmo se ha puesto el mundo por montera, una vez más. Quiere correr la distancia que une Alcázar de San Juan con La Solana, en una sola etapa. Total, 63 kilómetros entre pecho y espalda por caminos rurales.


La razón de tal audacia es noble. Visualizar la importancia de la investigación contra el cáncer. De ahí el título del desafío: ‘Kilómetros contra el cáncer’. Será el próximo 2 de abril, domingo, cuando comience a cubrir ese maratón y medio. Saldrá del hospital ‘Mancha Centro’ y la meta estará en la monumental Plaza Mayor de La Solana.


Pedro Antonio Santos-Olmo es un atleta bien conocido. El fondista solanero llegó a ser subcampeón de España de Media Maratón, corrió un mundial y fue internacional en varias ocasiones. Aunque sigue corriendo y hace poco disputó, por enésima vez, el Nacional de Cross en Oropesa, ya no compite al máximo nivel. Ahora, su carrera es contra el cáncer que otros sufren.


Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte y con un máster de investigación, está preparando su tesis doctoral, que trata sobre el efecto del ejercicio en mujeres supervivientes de cáncer de mama. Forma parte del grupo de investigación MECCA (Microbiota y Ejercicio Contra el Cáncer).


“De pronto se me ocurrió y mi me llamó loco, directamente”, ha declarado a Radio Horizonte. Aclara que no es ninguna competición y que “el reloj no marcará el éxito del fracaso”. El objetivo es claro como el cristal. “Pretendo hacer llegar una voz de solidaridad hacia tantas personas que padecen esta enfermedad porque juntos las ayudamos a batir su marca”.

En su tesis intenta demostrar que un estilo de vida saludable, con una alimentación adecuada y ejercicio físico “podrían ser claves para restablecer el equilibrio de la flora intestinal, tan sensible y determinante para el correcto funcionamiento de nuestro organismo”. Eso, en resumen.


Las muestras de apoyo se están multiplicando. “Me han desbordando los mensajes en las redes sociales y a nivel particular”. “Todo el mundo me está dando ánimos”. Incluso ha encontrado ya algún patrocinador. El trazado lo tiene prácticamente definido, aunque aún tiene que cerrarlo. “Hay gente que quiere acompañarme, corriendo o en bicicleta, aunque sólo sea en una parte”.


Lo dicho, una apuesta contra su resistencia física. Pero, sobre todo, un envite contra el cáncer. Adelante.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.