El Gobierno de Castilla-La Mancha anima a las entidades locales a apostar por la transparencia como garante de la calidad democrática

|


Ciudad Real ha acogido la jornada ‘Transparencia en las entidades locales’ organizada por el Gobierno de Castilla-La Mancha en colaboración con la Federación de Municipios y Provincias de la región (FEMP-CLM) en la que han explicado el papel “fundamental” que juega precisamente la transparencia en la calidad democrática de las administraciones en su relación con la ciudadanía.

Un encuentro de trabajo que ha contado con la presencia de la delegada de la Junta de Comunidades en Ciudad Real, Carmen Olmedo, el director de la Oficina de Transparencia y Buen Gobierno de la administración regional, Enrique Tenorio, el secretario general de la FEMP-CLM, Tomás Mañas, el director provincial de Hacienda y Administraciones Públicas, Francisco Pérez, así como una nutrida representación de alcaldes y alcaldesas, concejales y representantes y funcionarios de las entidades locales.

Tal y como ha explicado Olmedo, “gracias a jornadas como ésta, los miembros electos de las entidades locales pueden conocer por medio de un equipo de expertos en qué consiste la transparencia, qué obligaciones imponen las leyes en la materia y cuál es la necesaria adaptación de las entidades locales a la misma”.

En este sentido, la delegada de la Junta ha puesto de relieve cómo “la sociedad demanda cada vez más una mayor información sobre las distintas actuaciones que se realizan desde los poderes públicos”, además de aspirar al uso libre de la información pública de una forma sencilla y accesible.

Sobresaliente para el Gobierno de García-Page

Tras incidir en que una gestión transparente es sinónimo de democracia, participación y honorabilidad, Olmedo ha señalado que “no es casual que Castilla-La Mancha haya obtenido recientemente un sobresaliente en materia de transparencia, haya aprobado por unanimidad la Ley de Transparencia y Buen Gobierno más avanzada y ambiciosa de España o que fuera la primera comunidad autónoma que aprobó una ley que obligaba a los miembros del Gobierno a hacer la declaración de bienes”.

Y es que, “hay una conciencia ética de que gobernar con cercanía y transparencia no puede ser la excepción; tiene que ser la normalidad para que las instituciones y los empleados públicos tengan credibilidad y para evitar la corrupción”, ha concluido Olmedo.

Por su parte, Enrique Tenorio ha apuntado que el interés por la transparencia se ha potenciado en la ciudadanía como un elemento de control necesario a consecuencia de acontecimientos que han puesto en cuestión la integridad de las instituciones públicas y la vida política españolas.

Al hilo de esta cuestión, Tenorio ha indicado que es una ley que “va más allá” de las obligaciones que establece la ley estatal, pero las obligaciones “la hemos impuesto a la administración regional” invitando a los ayuntamientos a que “no vayan al sentido estricto de la ley sino que la superen” como ha hecho el Gobierno de Castilla-La Mancha, que contempla, entre otras medidas, la publicación “obligatoria” de las agendas de trabajo de los altos cargos, para que se conozca “con quien nos entrevistamos y con quien nos vemos”

Tenorio ha añadido que “la transparencia permite verificar que quienes desde una vocación de servicio asumen tareas de gestión en cualquiera de las entidades y organismos que componen el sector público, las ejerzan siempre en beneficio del interés general y no de los suyos particulares o de singulares grupos de interés”.

Por su parte, el secretario general de la Federación de Municipios y Provincias de Castilla-La Mancha, Tomás Mañas, tras agradecer al Gobierno regional su colaboración con la FEMP en la celebración de estas jornadas, ha recordado que las medidas en transparencia se vienen desarrollando desde el año 1995 con la creación de la Ley, altos cargos y alcaldes tenían que dar a conocer sus bienes, “esto es un paso más que servirá para que los bulos, muchas veces infundados, dejen de existir”, ya que cualquier ciudadano podrá saber “qué hace su alcalde o qué contratos se han suscrito”.

En base a estas premisas, y teniendo en cuenta la obligación para las Entidades Locales de aplicar la Ley de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Buen Gobierno, así como los efectos y el alcance de la reciente Ley 4/2016, de 15 de diciembre, de Transparencia y Buen Gobierno de Castilla-La Mancha, el Ejecutivo regional y la FEMP-CLM consideraron de “alto interés” preparar esta jornada.

Una nueva forma de entender y hacer política

El director de la Oficina de Transparencia y Buen Gobierno de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha ha señalado que “estamos ante una nueva forma de entender y de hacer política capaz de crear métodos para que la ciudadanía, a las que se deben las administraciones públicas, pueda hacer una evaluación de cómo se gestiona por parte de los poderes públicos”.

Para finalizar, Olmedo, Tenorio y Mañas han animado a los ayuntamientos a incorporar y desarrollar el principio de transparencia en todos y cada de los ámbitos de su gestión como garantía segura de la calidad democrática de las instituciones.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.