El Gobierno regional ha llevado a cabo mejoras en 21 kilómetros de la red viaria autonómica que discurre por el interior de las poblaciones

|



El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha visitado hoy las obras realizadas por el Gobierno regional en el principal acceso por carretera a la localidad guadalajareña de Brihuega, donde se han ejecutado obras para la mejora de la accesibilidad peatonal en la carretera CM-2011 en la entrada principal de la localidad en las que se han invertido más de 300.000 euros.


La actuación, de 600 metros de longitud, comprende desde el área de descanso o merendero hasta el casco urbano y, según ha revelado la consejera de Fomento, Elena de la Cruz, se complementará con una actuación posterior de asfaltado entre la primavera y el verano de este año que comprende desde la glorieta del polígono al acceso recién arreglado.

Elena de la Cruz ha revelado que con esta actuación y la llevada a cabo por el Gobierno regional en Molina de Aragón, el Ejecutivo que preside Emiliano García-Page ha actuado en un total de 21 kilómetros de la red viaria que discurre por el medio urbano, con 7,6 millones de inversión en toda la región desde la toma de posesión. Estas inversiones han servido para mejorar las travesías de Villarta, Campo de Criptana, Jadraque, Mocejón, Landete, Huete y Herencia, además de las visitadas hoy por el presidente regional.

Actuaciones en 2017

En la provincia de Guadalajara se han ejecutado durante los últimos 18 meses o están en vías de ejecución 9,8 kilómetros de la red viaria, que suponen una inversión de 5,6 millones de euros. En los próximos meses, el Gobierno regional va actuar en la carretera que une Peralejos de las Truchas con Terzaga (4 millones de euros en un tramo de 18 kilómetros), la carretera entre Almonacid de Zorita y el río Tajo (4,5 kilómetros y 1,6 millones de euros) y la carretera entre Pastrana y el río Tajo (1,5 millones de euros y 9 kilómetros). Las tres figuran en los Presupuestos de 2017 y suman 7 millones de inversión y 31,5 kilómetros. Por lo tanto en poco más de dos ejercicios “habremos acometido mejoras en profundidad en 40 kilómetros de la red viaria de Guadalajara”, ha indicado la consejera.

La CM-2011 en el tramo comprendido entre Brihuega y el merendero del área de Quiñoneros carecía de arcenes, con el consiguiente peligro para la seguridad de los peatones que paseaban por este tramo. Desde el merendero hasta la glorieta, la carretera tenía arcenes en ambos lados, pero muy reducidos, lo que comprometía igualmente la seguridad del tramo. Se trata de una obra que compatibiliza el tráfico peatonal y de vehículos, garantizando la seguridad vial en un tramo muy utilizado por los vecinos y mejorando la imagen de la localidad en su entrada principal desde la A-2.

La consejera ha destacado que la colaboración con el Ayuntamiento que preside Luis Manuel Viejo durante la ejecución de la obra “ha sido perfecta”, ya que ha sido necesario el corte del tráfico en el tramo y el paso alternativo por la carretera CM-9203, que discurre ligeramente al norte, durante la ejecución de los trabajos para garantizar la seguridad de trabajadores y usuarios de la carretera.

También el agua de escorrentía y los accesos a las fincas colindantes suponían problemas de acumulación de agua que se han solucionado con la actuación. Algunas de las entradas a las fincas colindantes se encontraban mal acondicionadas, tanto en su pavimentación como en los giros de entrada y salida. La solución dada ha consistido en la ejecución de una acera de 2,10 metros de ancho hacia el lado del desmonte separada de la calzada mediante la generación de un arcén de 0,50 metros y la construcción de un muro en las zonas donde es necesario contener las tierras, ya que la ampliación se ha realizado apoyada en la ladera.

El muro es de mampostería armoniza con el entorno rústico y con el resto de construcciones de la zona. Igualmente se han adecuado las entradas a las fincas que se encontraban en la zona de actuación. En aquellos tramos donde no es necesaria la construcción del muro de piedra, se ha rematado la acera en el lado terrizo (contrario a la calzada) con otro bordillo de iguales características y se ha revestido la cuneta. En previsión de una futura instalación de alumbrado público, bajo la acera se ha emplazado un tubo impermeable con arquetas de registro y conexión a los báculos cada 30 metros.

La consejera ha revelado además durante la visita que la depuradora briocense tendrá absoluta prioridad en el plan de depuración en el que está trabajando la Agencia Regional del Agua. De la Cruz ha afirmado que “inexplicablemente en la pasada legislatura quedó sin ejecutar”, confirmando que el compromiso del Ejecutivo autonómico con esta EDAR es “firme”. Por otra parte ha anunciado un estudio de alternativas sobre la calidad del agua de boca en Brihuega. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.