Izquierda Unida apoya la huelga general educativa del 9M

|


La Asamblea de IU Valdepeñas apoya la Huelga General de la Enseñanza del 9 de marzo convocada para toda la comunidad educativa (alumnado, padres y madres y trabajadores y trabajadoras de la enseñanza), de todos los niveles (desde infantil a universidad), de todo el personal docente y no docente de la enseñanza privada sostenida total o parcialmente con fondos públicos, en todos sus niveles educativos.



La coordinadora local de la coalición, Juana Caro, ha afirmado que sobran las razones para convocar la huelga, ya que considera que durante siete años hemos sufrido retrocesos y recortes educativos que han llevado a tener menos profesorado y menos personal en los centros educativos y universidades, así como más precariedad laboral.


Estos recortes se han traducido en reducciones de plantillas por efecto de la tasa de reposición, el aumento de las horas lectivas y de la jornada laboral, el incremento de la carga académica, la desaparición de programas, ... han supuesto la destrucción drástica de puestos docentes y de personal no docente y un aumento en la precariedad de los mismos.


La continua reducción de la Oferta de Empleo Público que se ha venido sufriendo desde el 2011 en que la cifra de interinidad en la docencia era de 8% ha supuesto una disminución drástica de los puestos docentes (alrededor de 35.000) y un aumento en la precariedad de los empleos. Esto supone que el 25% del profesorado de enseñanzas no universitarias es interino, colectivo al que debería garantizarse una estabilidad en el empleo, que actualmente no se hace, cuando en Junio se les rescinde el contrato


Juana Caro Marín afirma que la política de recortes del PP ha hecho desaparecer programas educativos que tenían una gran importancia y calado sobre todo para asegurar la igualdad de oportunidades y para la mejora del rendimiento escolar, y se mantienen recortes o disminución de partidas destinadas al apoyo, refuerzo y orientación educativa. Las partidas destinadas a programas de Educación Compensatoria en los PGE están casi desaparecidas. Y estas medidas sólo ayuda a crear más diferencias y a favorecer el fracaso escolar. En este tiempo se han reducido las medidas y servicios de apoyo fundamentales: se han reducido los recursos destinados a becas en todos los niveles (comedor, libros y material escolar), se ha perdido personal de servicios educativos (auxiliares, cuidadores...), han desaparecido aulas de apoyo, ... La consecuencia directa es que muchos alumnos han dejado de recibir las ayudas educativas y económicas que necesitan para acceder a la educación en igualdad de condiciones, premisa indispensable para posibilitar la cohesión social. Esto hará inviable una educación verdaderamente inclusiva en nuestro país y genera una pérdida de empleo de especialistas y profesionales de apoyo de enorme valía.


El aumento del número de alumnos en las clases ha supuesto un retroceso de décadas en el sistema. La atención a la diversidad en el aula se ha visto perjudicada, las aulas de Infantil masificadas son más difíciles de gestionar, se han cerrado escuelas rurales, se ha dificultado la atención de los alumnos en los módulos de Formación Profesional y han aumentado los problemas de convivencia en las aulas de Bachillerato con más de 40 alumnos. Este aumento de ratio ha tenido consecuencias en la desaparición de los grupos de refuerzo, desdoble. Unidos a MÁS CARGA HORARIA que supone menos tiempo para otras actividades como, tutorías, departamentos, coordinación, evaluación, seguimiento de programas de prevención…


No debemos olvidar, afirma Caro, que la reducción de la inversión pública que ha venido acompañada de un incremento del gasto de las familias. El ejemplo más evidente se ha producido en el exagerado incremento de los precios públicos de las enseñanzas universitarias, los incrementos medios de los precios de los grados superan el 32% y los de master el 75%.


Esta desmesurada subida de precios, producida durante la peor crisis económica de las últimas décadas, junto con la injusta política de becas, ha dificultado a muchos alumnos y alumnas el acceso a los estudios universitarios y ha provocado un inaceptable incremento de las desigualdades.



Por todo ello animamos a secundar la huelga del 9 de Marzo en favor de una escuela pública de calidad para tod@s


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.