Las listas de espera en Castilla-La Mancha para una resonancia magnética disminuyen un 80 por ciento con un 80 por ciento más de actividad

|


El consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, ha destacado la importancia del proceso de renovación y actualización de los equipamientos de resonancia magnética en la región, una vez puesta en marcha la resonancia de Cuenca, recordando que en la actualidad se realiza un 80 por ciento más de actividad que con el anterior Ejecutivo, a la vez que se ha logrado reducir las listas de espera en otro 80 por ciento.


Fernández Sanz que ha acompañado al presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page durante una visita al Hospital Virgen de la Luz de Cuenca, ha afirmado que las listas de espera para realizarse una resonancia magnética han disminuido gracias a la renovación de los equipos y al aumento de las plantillas. Así, ha explicado que el año 2012 cerró con 1.989 personas esperando una resonancia, mientras que en 2014 eran 1.509 personas, cifras que contrastan con las 407 personas con las que ha cerrado el año 2016.

Fernández Sanz ha recordado que esta disminución en las listas de espera también obedece a que actualmente se trabaja en tres turnos. Así, mientras en la anterior legislatura se trabajaba con 70 agendas semanales, para un total de 630 actuaciones, actualmente con el Gobierno de Emiliano García-Page, se realizan 163 agendas semanales, para un total de 1.467 actuaciones, lo que significa la realización de 837 resonancias magnéticas más a la semana en el conjunto de la Comunidad.

Estas cifras permiten que se realicen 43.524 resonancias más al cabo del año. En este sentido, el consejero ha informado de que no se trata solo de una mera actualización del software del aparato, sino que es una renovación de todos los componentes del mismo, tanto electrónicos como de antenas, que aumentan la calidad de la imagen, la rapidez y que además permiten nuevas exploraciones.

Más sesiones y horas de funcionamiento

Entre las nuevas técnicas que se han incorporado en la realización de estas pruebas figuran la corrección del movimiento, técnicas vasculares y de perfusión sin necesidad de inyectar contraste, difusión en alta resolución para zonas complejas como la médula o el páncreas, nuevas técnicas para evaluar a pacientes con implantes metálicos o la mejora sustancial en los estudios de mama con diagnósticos mucho más precisos.

Según ha explicado el titular de la Consejería de Sanidad, el parón inversor de la anterior legislatura provocó que los equipos tecnológicos de la región estuvieran obsoletos y que ello estuviera afectando a la eficiencia, la seguridad y la calidad del sistema sanitario y ha asegurado que con el Plan de Renovación de Alta Tecnología Sanitaria se va a lograr situar a la Comunidad Autónoma entre las primeras regiones en cuanto a renovación tecnológica.

No sólo se renuevan las máquinas, ha dicho, sino que además se han adquirido estaciones con software avanzado para el tratamiento de imágenes, lo que va a permitir más calidad y mejorar el diagnóstico que realizan nuestros radiólogos.

Además, se ha establecido el uso en red de ese software, lo que permite el acceso y uso de todos los radiólogos de la región a todas las pruebas de resonancias que se realicen en cualquier punto de Castilla-La Mancha.  

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.