El Gobierno de Castilla-La Mancha recupera las ayudas para las empresas de economía social que fueron derogadas, en 2012, por el anterior Ejecutivo

|



El Gobierno de Castilla-La Mancha recuperará las ayudas para las empresas de economía social de la región, derogadas por el Ejecutivo anterior, “devolviéndoles el apoyo con un nuevo Decreto que contempla cuatro líneas de apoyo con once tipos de ayuda previstas dirigidas a cooperativas, sociedades laborales, organizaciones representativas y agrupaciones de empresas”.


Así lo ha avanzado esta mañana la consejera de Economía, Empresa y Empleo, Patricia Franco, antes del comienzo del primer Consejo Rector que tiene lugar en Castilla-La Mancha de la Confederación Española de Cooperativas de Trabajo Asociado (COCETA), un acto durante el que ha detallado que el próximo mes de marzo se llevará a Consejo de Gobierno este Decreto de ayudas de concesión directa a empresas de economía social “que devuelve el apoyo que éstas perdieron en 2012”, con unas ayudas que se destinarán a la promoción, la inversión, la mejora de la competitividad y el fomento de la comercialización, para lo cual se destinarán 850.000 euros, con la intención de llegar a cerca de 100 empresas.

Como ha resaltado la consejera, que ha estado acompañada por el presidente de COCETA, Juan Antonio Pedreño Frutos, y el director de la Unión de Cooperativas de Trabajo Asociado Autónomas Manchegas (UCTACAM), Justo Pliego, parte de esas ayudas que prevé el Decreto se desarrollan a través del Plan Adelante, un plan que, como ha recordado, ofrece a las empresas de economía social “un apoyo desde la constitución hasta la internacionalización, al igual que ocurre con el resto de tipos societarios”.


Inicio de trámites de la Ley de Microempresas Cooperativas y Cooperativas Rurales

Patricia Franco ha adelantado, asimismo, que a este Decreto se sumará, también en el mes de marzo, el inicio de la tramitación en Consejo de Gobierno del borrador de la Ley de Microempresas Cooperativas y Cooperativas Rurales de Castilla-La Mancha, una norma que, entre otras cosas, “desarrolla dos fórmulas cooperativas que impulsó la Ley de Cooperativas regional en 2010, que dan respuesta a la realidad de nuestro territorio, de nuestro tejido empresarial en general y del sector de la economía social en particular”.

La nueva ley, por otro lado, modificará la Ley de Cooperativas “para seguir avanzando en la simplificación administrativa que ya hemos emprendido en el marco del Pacto por la Recuperación Económica y el Plan de Simplificación y Reducción de Cargas Administrativas de la Junta”, como ha apostillado la titular de Economía, Empresas y Empleo..

Más de 2.200 empresas de economía social, que emplean a 16.400 trabajadores

Como ha resaltado la consejera, esta mañana, “las empresas de economía social son un pilar del desarrollo económico y social de esta región, muy arraigadas al territorio, que no se deslocalizan, y que crean empleo estable y de calidad, ya que su esencia misma implica un vínculo de carácter indefinido que une la condición de trabajador y la de socio”.

Patricia Franco ha indicado que en Castilla-La Mancha hay más de 2.200 empresas de economía social que emplean a más de 16.400 trabajadores, según los últimos datos publicados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, y que más del 62 por ciento de las empresas de economía social de la región son cooperativas que crean el 76 por ciento del empleo que ofrece el sector.

En este punto, la consejera ha puesto el acento en que somos la cuarta comunidad autónoma del país en número de empresas de economía social, por detrás de Andalucía, Cataluña y Comunidad Valenciana, y que, “a pesar de que la crisis también nos ha hecho perder músculo empresarial en este este sector, 2016 ha cerrado con crecimiento tanto en el número de cooperativas, como en el empleo, pues éstas crean un 3,7 por ciento más”.

Patricia Franco ha recordado que todas estas nuevas medidas se suman al Decreto que regula el Registro de Cooperativas, aprobado a finales de 2015, así como la puesta al día del registro, que contaba con muchos expedientes atrasados, además de subrayar que la Consejería ya trabaja en tres órdenes de tramitación electrónica para el depósito, constitución y la obtención de certificaciones de denominación de estas empresas, que se aprobarán a lo largo de 2017.

En definitiva, como ha subrayado, “nuestro objetivo es que el sector de la economía social pueda recuperar la dimensión que llegó a tener en Castilla-La Mancha en 2008, año récord en número de empresas, con más de 3.200 así como el empleo que mantenían, con más de 25.000 trabajadores.

El presidente de COCETA, Juan Antonio Pedreño Frutos, ha agradecido el apoyo que supone para el sector la presencia de la consejera en el Consejo Rector de esta entidad, además de destacar que la voluntad de la organización es “reactivar y potenciar el cooperativismo de trabajo asociado en la comunidad castellano-manchega”, porque esta región “se ha convertido en una prioridad para COCETA”. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.