Quince jóvenes desempleadas participan en un curso de atención a dependientes en La Solana

|



Una quincena de chicas jóvenes participan en un curso de formación profesional para el empleo de Atención Sociosanitaria a Personas Dependientes en Instituciones Sociales. El curso consta de 500 horas repartidas en algo más de tres meses, incluyendo prácticas no laborales, y está financiado por el Fondo Social Europeo con una subvención de 40.000 euros.

La nueva acción formativa tiene como objetivo la atención en el ámbito sociosanitario en instituciones sociales a personas con especiales necesidades de salud física, psíquica y social, aplicando los procedimientos más adecuados para mantener y mejorar su autonomía personal y sus relaciones con el entorno social.

Durante la visita de las autoridades al curso, el Técnico de Formación del Ayuntamiento de La Solana, Diego Gómez-Pimpollo, recalcó que los alumnos recibirán el correspondiente Certificado de Profesionalidad que está inscrito dentro del Programa de Garantía Juvenil al finalizar las quinientas horas repartidas en varios módulos. Las quince alumnas participantes tienen unas edades comprendidas entre los 16 y los 30 años, animándolas a que aprovechen este tiempo de formación.

La monitora del curso, Pilar López, aseguró que estas acciones pertenecen a un nicho de empleo debido al proceso de envejecimiento de la población y a la necesidad de contar con profesionales para el cuidado de personas mayores y discapacitadas. Indicó que se trata de un certificado muy completo a través de tres meses y medio de formación.

El alcalde solanero Luis Díaz-Cacho destacó la importancia de la formación, algo que debe ser permanente y constante en nuestras vidas, según indicó. Afirmó que esta disciplina concreta tiene futuro porque cada vez vivimos más y mucha gente necesitará cuidados por el deterioro con la edad y por padecer enfermedades como el Alzheimer, que precisan el 100% de atención los 365 días del año.

El primer edil indicó que este curso está financiado por el Fondo Social Europeo a través de la Consejería de Economía, Empresas y Empleo de Castilla la Mancha, con una financiación de casi 40.000 euros.

Díaz-Cacho alentó a las alumnas a que aprovechen esta oportunidad de formarse y de conseguir el Certificado de Profesionalidad al final del curso, indicando que tal documento tiene validez en todo el territorio Europeo. Finalmente mostró su deseo de que las participantes encuentren trabajo tras este periodo, poniendo a su disposición instrumentos como la Agencia de Desarrollo Local o el Centro de la Mujer para ayudarles a conseguirlo. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.