El Gobierno regional presenta un nuevo modelo de transporte colectivo que cubrirá las necesidades del medio rural

|


Integrar servicios con el transporte educativo para aumentar el número de viajeros por expedición, durante los días lectivos, y orientar el transporte de fin de semana hacia los servicios ‘a demanda’, es el principal objetivo del nuevo modelo de transporte colectivo presentado este miércoles por el Gobierno regional. Todo con el fin último de incrementar la cobertura en las zonas de baja densidad de población de Castilla-La Mancha con las localidades de referencia que proveen a estos pueblos de servicios sanitarios, administrativos o comerciales, al tiempo que se reducen las emisiones contaminantes ante la previsión de que los vehículos harán menos viajes en vacío.


Así lo ha explicado hoy la consejera de Fomento, Elena De la Cruz, en la rueda de prensa sobre los acuerdos del Consejo de Gobierno, asegurando que se trata de rediseñar por completo el mapa regional y muy especialmente el de aquellas áreas más aisladas o donde mayores dependencias se generan entre las pequeñas localidades y aquellas que les sirven de cabecera para proveerse de servicios tanto públicos como privados. Como ha dicho, el nuevo sistema “está diseñado y adaptado a la realidad de Castilla-La Mancha” pues desde el Gobierno regional “queremos que todos los habitantes, vivan donde vivan, tengan los mismos derechos”.

Este modelo, que ya está parcialmente operativo en la Serranía de Molina de Aragón de la provincia de Guadalajara, sentará las bases de las futuras concesiones zonales a medida que la Junta de Comunidades vaya renovando las líneas de competencia autonómica.

Bajo estas premisas, Elena de la Cruz ha informado sobre el nuevo mapa concesional del transporte colectivo rural en la región y cuya puesta en servicio está prevista para este mismo año partiendo de la necesidad de ajustar horarios, frecuencias y servicios “hacia los centros neurálgicos”. Esta semana el Consejo de Gobierno que preside Emiliano García-Page tomaba en consideración los anteproyectos, que se someterán a exposición pública para que los ayuntamientos, colectivos u organizaciones interesados tengan la ocasión de sugerir mejoras en los nuevos servicios.

Desde marzo de 2016 se ha trabajado intensamente en un diagnóstico, en la definición de los criterios y objetivos del nuevo mapa y en el diseño de la red de servicios. Todo ello se ha plasmado en estos anteproyectos que culminarán en un proyecto, la elaboración de los pliegos y el inicio de los correspondientes concursos.

Según los cálculos de la Dirección General de Carreteras y Transportes, en septiembre de 2017 podrán estar operativas las primeras líneas, que se renovarán bajo este formato a medida que venzan los contratos, tanto generales como escolares.

El diagnóstico de partida considera que la definición de los servicios es “ineficaz”, con multitud de localidades sin un servicio de transporte público general (alrededor de un 7 por ciento de la población). Según ha relatado la consejera, muchos municipios tienen dos servicios semanales y en horarios que no cubren las necesidades básicas de la población. Además, el diagnóstico ha establecido que no se estaba dando respuesta adecuada a estudiantes de enseñanzas no obligatorias y que las líneas no engarzaban con el mapa dotacional de la región, que no estaba sincronizado con los usos más frecuentes del autobús.

Las conclusiones apuntaban a una baja ocupación y una demanda con una tendencia claramente descendente, especialmente en las áreas de alta dispersión de la población. Todo ello a pesar de que el Gobierno regional ya asumía el coste separado de las líneas de uso especial, vinculadas al viaje por motivos educativos.

El informe indica que en la región están conviviendo 128 contratos (101 generales y educativos cuyos concursos convoca la Junta y 27 que convoca el Estado) que globalmente están engarzados de manera poco eficiente. Por esta razón, la Consejería ha optado por trabajar en tres ejes: integrar servicios generales con escolares, integrar tráficos autonómicos con los servicios prestados desde el Estado y optar por las modalidades de explotación más adecuadas en cada caso. Es decir, no recurrir siempre al servicio lineal convencional, sino valorar las posibilidades del transporte a la demanda en según qué zonas u horarios para cubrir mejor las necesidades de la población del medio rural.

132 municipios

Tres serán las nuevas zonas por las que comenzarán las renovaciones del actual modelo concesional. Junto a la zona de Molina de Aragón, que se renovara próximamente, son cuatro áreas que suman 15.570 kilómetros cuadrados de extensión con 67.000 habitantes, lo que arroja medias de poco más de 4 habitantes por kilómetro cuadrado pero que abarca un total de 132 rutas de autocar interurbano.

En Albacete serán 24 municipios y 209 núcleos de población del entorno de las sierras de Alcaraz y Segura los que integren el nuevo mapa concesional. Abarca un área de 3.600 kilómetros cuadrados con 22.200 habitantes cuyas rutas gravitarán alrededor de Elche de la Sierra, Yeste y Alcaraz. En la actualidad, en esta zona conviven 5 concesiones autonómicas, 4 estatales y 30 rutas escolares. El cronograma de actuación comprende desde 2017 a 2026, con un coste previsto total de unos 5,7 millones de euros.

En el sur de Ciudad Real comprende un área de 3.063 kilómetros cuadrados donde habitan 19.400 personas en 12 municipios y 29 núcleos poblacionales, además de Puertollano y Valdepeñas, que serán los municipios desde los que irradien ambas áreas funcionales. En esta zona conviven actualmente 7 concesiones autonómicas, una ruta especial por débil tráfico, 3 de competencia estatal y 26 rutas escolares. La redefinición del servicio comprendería también el período 2017-2026 y el coste previsto será de alrededor de 5 millones de euros.

El mapa para cubrir la Serranía Norte y la comarca de La Alcarria de Cuenca comprende un área de 4.900 kilómetros cuadrados con 15.600 habitantes y 72 municipios y 128 núcleos poblacionales, incluyendo los tres municipios de referencia, que son Cuenca capital, Priego y Huete. La zona incluye la localidad de El Recuenco, que pertenece a la provincia de Guadalajara. Actualmente conviven en esta zona 3 concesiones autonómicas, 5 más especiales por débil tráfico, una estatal y 24 rutas escolares. El coste previsto para el período 2017-2026 es de unos 6,1 millones de euros. En Molina de Aragón ya se está trabajando en un área de 3.900 kilómetros cuadrados con 9.500 habitantes.

La consejera de Fomento ha aclarado que el actual sistema de transporte rural colectivo en Castilla-La Mancha es ampliamente deficitario, lo que obliga a intervenir a la Junta de Comunidades para que los servicios se presten. Así ha mencionado esta cuestión y la necesidad de “optimizar” costes para generar ahorros que permitan “ampliar servicios” basando el nuevo diseño en una “demanda real” donde convivan especialmente los dos colectivos más dependientes del transporte público para sus desplazamientos: menores de 18 años y personas mayores.

De la Cruz ha afirmado además que la intención del Gobierno regional es continuar avanzando en otras zonas del medio rural de la región que sufren el mismo problema de baja población, lo que se traduce en expediciones con escaso número de usuarios, lo que a su vez produce un mayor déficit en las empresas que explotan las líneas y consecuentemente en una mayor aportación del Gobierno regional para mantenerlas en funcionamiento. “Queremos extenderlo poco a poco por el territorio de forma gradual”, ha dicho la consejera, quien ha agradecido a la Consejería de Educación, que gestiona actualmente las rutas escolares, su disposición a trabajar en servicios conjuntos.

La consejera ha mencionado también la afectación que en esta futura definición de servicios tienen las líneas estatales (las denominadas VAC) cuya licitación corresponde al Ministerio de Fomento. De la Cruz ha recordado que el Estado no asume con estas líneas el déficit que generan lo que está produciendo renovaciones en las concesiones con una menor cobertura del territorio, puesto que las empresas que están concurriendo a los concursos celebrados hasta ahora están suprimiendo servicios entre localidades que les aportan un menor volumen de negocio. Esta circunstancia está produciendo un menoscabo en los servicios para pequeños municipios de la región que están situados en trayectos más largos que atraviesan las fronteras de las distintas comunidades autónomas.

La responsable de Fomento ha recordado que “tenemos el compromiso del ministro de que seremos consultados en las futuras renovaciones de las VAC que afecten a Castilla-La Mancha”, compromiso que espera se cumpla para que los nuevos mapas alcancen todo su potencial, ha afirmado. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.