El informe anual sobre derivaciones refleja la recuperación del sistema sanitario público de Castilla-La Mancha

|


Los resultados del informe anual sobre los programas especiales para reducir las listas de espera en el ámbito del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha reflejan la recuperación y el fortalecimiento de la sanidad pública en nuestra Comunidad Autónoma en detrimento de las derivaciones a clínicas conveniadas, tal y como ha indicado hoy el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz.


Antes de presidir la presentación del doctor Juan Blas como nuevo gerente del Complejo Hospitalario de Toledo, el titular de Sanidad ha recordado el compromiso asumido por el Gobierno de Castilla-La Mancha de presentar cada tres meses en la sede del Parlamento castellano-manchego el informe sobre las derivaciones realizadas desde el sistema sanitario público regional.

Atrás quedan las caravanas de ambulancias por las carreteras de Castilla-La Mancha hacia clínicas privadas de Madrid, algo que como saben se interrumpió de raíz”, ha dicho el consejero, quien ha afirmado que la revitalización de la sanidad regional se ha conseguido con más recursos humanos –1.042 nuevas plazas el año pasado--, con más estabilización en el empleo, con la renovación de los equipos de alta tecnología –7 nuevas resonancias magnéticas—y con la renovación de ciertas infraestructuras.

Según los datos aportados por el consejero, la recuperación de la sanidad pública ha permitido que el año pasado no se derivara ninguna consulta externa y que en el ámbito quirúrgico se haya reducido a menos de la mitad. En este sentido, ha explicado que gracias al trabajo en red de nuestros hospitales, el año pasado tan solo fue necesario derivar fuera de nuestros centros sanitarios 4.000 intervenciones quirúrgicas.

“Más de 1.000 intervenciones se han hecho en área sanitarias diferentes a las de procedencia del paciente; de Toledo se han intervenido pacientes en Talavera y en Manzanares, de Albacete se han intervenido en Parapléjicos, de Ciudad Real en Valdepeñas”, ha insistido Fernández Sanz.

Igualmente, en el área de las técnicas diagnósticas, en el último trimestre de 2016 se realizaron más de 8.000 resonancias magnéticas a pacientes que antes hubieran sido derivados y que gracias al trabajo en red han dejado de salir de los hospitales de Castilla-La Mancha.

“Lo que ese informe presenta es un fortalecimiento de la sanidad pública y una menor derivación con lo cual estamos contentos y felicitamos a los profesionales por ello”, ha concluido el consejero. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.