El Ayuntamiento pide más flexibilidad para reinvertir el superávit

|


El Ayuntamiento de La Solana solicita mayor flexibilidad para utilizar el superávit presupuestario. Así lo aprobó este jueves el pleno reunido en sesión ordinaria, merced a una propuesta del grupo municipal socialista de acuerdo con la premisa de la FEMP (Federación Española de Municipios y Provincias). Fue uno de los puntos relevantes de un largo cónclave, casi tres horas, que también aprobó una nueva declaración de rechazo frontal al proyecto de las llamadas Tierras Raras, a propuesta de Izquierda Unida. No prosperaron, sin embargo, otra moción de este grupo que pedía representación política en las mesas de negociación laboral, ni tampoco una del grupo popular sobre arreglos de caminos rurales.

El pleno arrancó con la aprobación del premio ‘Conrada Serrano-2017’, previamente elegido por la Comisión de Honores y Distinciones. Los tres grupos felicitaron a Ana María López de la Reina Ripoll, merecedora del galardón, que recibirá el próximo 8 de marzo en un acto en el auditorio ‘Tomás Barrera’.

El punto siguiente aprobó modificar la tasa que regula la recogida de basuras. Se revisa al alza un 1,6%, de acuerdo con el crecimiento del IPC. Izquierda Unida se posicionó en contra al entender que La Solana “tiene uno de los recibos más altos del entorno”. El PP tampoco bendice la subida, pero entiende que la ordenanza hay que cumplirla y por eso se abstuvo. El equipo de gobierno insistió en que es una ordenanza vigente que hay que contempla esa revisión con el IPC. Sí hubo unanimidad en la modificación de la ordenanza que regula el precio del servicio de los comedores escolares. Se adecúa el pago descontando los días no lectivos.

Entrando en el capítulo de mociones, destacó la primera, del grupo socialista, sobre reinversión del superávit. El alcalde, Luis Díaz-Cacho, explicó que la deuda municipal en España supone sólo el 3,5% del total y que los ayuntamientos son cumplidores, de modo que solicitan que el Gobierno les permita margen para reinvertir los superávit sin el corsé actual del techo de gasto. El regidor dijo no entender tal exigencia a los consistorios cuando la mayor parte de la deuda la tienen las CCAA y, sobre todo, el propio Estado.

El portavoz de IU, Bernardo Peinado, vino a decir algo parecido. “No se puede penalizar a los ayuntamientos que generan más ingresos que gastos”, aunque añadió más carga política al asunto cuando dijo que la solución hubiera sido un gobierno alternativo entre PSOE y Unidos Podemos, “hemos puesto al zorro a comerse las gallinas”, manifestó en clara referencia al gobierno de Rajoy.

La portavoz popular, Ana Belén Reinoso, admitió que está bien flexibilizar el techo de gasto “pero siempre que se sigamos cumpliendo” –matizó-. Su compañero Antonio Valiente recordó que el PP gobierna porque ganó las elecciones “cosa que Unidos Podemos no ha hecho nunca, tampoco en La Solana”. Abogó por “pagar primero tus deudas y hacer lo que quieras con lo que te sobre”.

La segunda moción, del PP, era relativa al arreglo de caminos rurales en el término municipal. Ana Belén Reinoso reiteró la importancia estratégica del sector agrícola y las quejas de muchos agricultores que cada día “circulan por caminos intransitables”. La propuesta se basaba en tres peticiones: lo que puedan aportar Junta y Diputación, potenciar la aportación del Ayuntamiento y dar más autonomía a los órganos sectoriales vigentes. Criticó que no haya partida asignada al respecto en el último presupuesto, aprobado con la anuencia de Izquierda Unida.

Bernardo Peinado admitió que el sector agrario fija población y que nunca está mal pedir ayuda a otras administraciones. Pero considera demagogia política la primera petición porque la Diputación ya ha destinado 45.000 euros y “el PP nunca pidió a Cospedal nada para arreglar caminos”. Tampoco aceptó la tercera petición ya que, en su opinión, la Comisión de Pastos ya tiene autonomía. Sí estuvo de acuerdo en redoblar el esfuerzo municipal. El alcalde manifestó que el Ayuntamiento nunca ha dejado de invertir en caminos, defendió su buena relación con los representantes del sector agrario “ellos priorizan y nos dicen qué hay que arreglar” y confirmó su compromiso de invertir 200.000 euros en caminos al término de esta legislatura.

El punto octavo volvió a la carga con el polémico asunto de las ‘Tierras Raras’. La concejala de IU, María Eugenia Díaz-Malaguilla defendió una moción de rechazo al proyecto, para mantener en alerta a la población. Esta vez, IU pide que el Ayuntamiento se posicione formalmente en contra de cualquier actividad minera en este sentido, expresa su preocupación por los movimientos de la empresa en la zona de Torrenueva y exige a la Junta archivar el plan de acuerdo con todos los informes negativos existentes, entre ellos la CHG y el Consejo de Seguridad Nuclear.

El concejal del PP, Antonio Valiente, dijo que la propuesta le parecía un déjà vu (sensación de algo ya vivido), en referencia a una moción ya aprobada en abril. “No hay nada nuevo en la propuesta de un proyecto que sabemos que es peligroso”. El alcalde también recordó la declaración institucional de “absoluto rechazo” en primavera, aunque anunció su acuerdo con la nueva propuesta si se elimina el tema de Torrenueva “es algo que concierne a ese Ayuntamiento” y la alusión de que la Junta no ha querido archivar todavía el caso. “Hay que seguir los pasos legales en un Estado de Derecho”. Finalmente, la moción salió adelante con el ‘sí’ de IU y PSOE y el ‘no’ del PP.

La última moción ya había sido anunciada por Izquierda Unida días antes. Pedía representación de todos los grupos políticos en las mesas de negociación laboral en el ámbito municipal. La concejala María Pérez cree que “lo que suceda en esas mesas concierne a todos los grupos porque representamos a todo el pueblo”. Además, señaló que es legal, es gratis y favorece la transparencia. También se quejó de lo tarde que reciben algunas actas, la última el 19 de enero sobre una mesa de agosto.

Pero tanto PSOE como PP no lo ven igual. Estos últimos, a través del concejal Jesús Labajo, creen que “no pintamos nada en estas mesas”. Él trabaja en la educación y reiteró que nunca están los políticos en estas negociaciones. “Es politizar las mesas” –añadió-. La concejala socialista, Manuela Castaño, a la sazón delegada de personal, declaró que las mesas ya están bien representadas y defendidas y no ve necesario modificarlas. Sí se comprometió a facilitar toda la información en tiempo y forma.

En ruegos y preguntas, Izquierda Unida preguntó, entre otras cosas, por las vías de servicio de la variante en mal estado, respondiendo el alcalde que seguirán insistiendo en las constantes solicitudes de arreglo que hacen. También se interesó por el tejado de los módulos nido, desaparecido hace un año sin saber cómo ni quién. Peinado reveló que un ciudadano le aseguró que hubo operarios desmontando el techo durante dos días, cosa que el alcalde dijo ignorar, como tampoco la Policía Local.

Por su parte, el PP preguntó si habrá algún tipo de seguridad especial durante el carnaval por los andamiajes y grúa que trabaja en el tejado de Santa Catalina, en la Plaza Mayor. El alcalde dijo que está estudiando y que habrá un refuerzo de seguridad.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.