Manuel Moya: "Interpretar a Dylan (#Malditos16) me ha aportado muchas cosas, ya no artísticamente, sino como ser humano"

|

FOTOS: MARCOS GPUNTO


El actor valdepeñero Manuel Moya sigue sumando triunfos en su carrera. El 25 de enero estrena en el Teatro María Guerrero de Madrid la obra de teatro '#Malditos 6', con la compañía del Centro Dramático Nacional, que ha generado una gran expectación desde el principio. De hecho, las entradas ya estaban agotadas cuando el equipo sólo llevaba dos semanas de ensayos y se han abierto varias sesiones matinales dirigidas a estudiantes. Y es que trata temas como el suicidio entre adolescentes, la transexualidad o la anorexia. Escrito por Fernando J. López y dirigido por Quino Falero, '#Malditos16' forma parte del programa 'Escritos en la escena' y el reparto de actores lo componen Pablo Béjar, Andrea Dueso, Paula Muñoz, David Tortosa, Rocío Vidal y Manuel Moya, con quien hablamos en esta entrevista.


¿Cómo te sientes ante el estreno de #Malditos 16?


Con una sensación que nunca cambia porque siempre tienes esa adrenalina, esos nervios y este estreno es muy especial porque al tratar los temas que trata y cómo los trata lo hace muy especial.


¿Cómo han ido los ensayos?


Muy bien. El equipo que se ha unido es maravilloso desde Fernando, que es el dramaturgo, a Quino, que es el director, los compañeros,  Paula, Andrea, Pablo, Rocío y David. Y ha sido un proceso distinto a los que he vivido antes porque el texto se ha ido creando en conjunto a partir de improvisaciones que nos marcaban, o temas a desarrollar, o situaciones, el texto se iba escribiendo a medida que nosotros íbamos creando esas improvisaciones.  


¿Qué historia nos cuenta #Malditos16?


Habla sobre el suicidio adolescente, que es un tema bastante tabú, del que se habla poco. Es la segunda causa de muerte juvenil. Cuenta la historia de cuatro adolescentes que coinciden en el hospital para ser tratados y vamos a ver su viaje en el tiempo. Cómo es su estancia en el hospital y seis años después los vuelven a llamar los psicólogos del centro para ver si pueden prestar su ayuda a gente que está allí ingresada. Para que todo esto se acercara a la realidad a través de nuestras interpretaciones, hemos contado con la ayuda de profesionales, como psicólogos, trabajadores sociales y sexólogos, que nos han asesorado acerca de temas que se tratan en la obra, como el suicidio, la transexualidad o la anorexia.


¿Quién es tu personaje?


Mi personaje es Dylan, que cuando entra en el hospital tiene 15 años y cuando vuelve tiene 20. Es un joven transexual que intenta suicidarse. La verdad es que ha sido un personaje maravilloso porque desconocía muchas cosas sobre este tema y me ha aportado muchas cosas, ya no artísticamente, sino a mí como ser humano.  


¿Cómo ha sido ponerse a las órdenes de Quino Falero?


Ha sido un placer porque es una persona que te trata muy bien, tiene las cosas muy claras y eso hace sentirte muy seguro sobre todo en un proceso así que es diferente, en el que estás creando. Nos ha hecho sentir muy seguros y demostrándonos su confianza en nuestro trabajo. 


¿Qué significa para ti formar parte de la compañía del Centro Dramático Nacional y subirte a las tablas del Teatro María Guerrero?


Son espacios que, dentro de la profesión, se llaman los templos del teatro. Son sitios especiales, que tienen mucha historia y por los que han pasado muchos referentes de la profesión. A la par, está ese sentimiento de mucha alegría por poder pisar por primera vez ese teatro y, a la vez, está la responsabilidad, pero no negativa, sino muy positiva por poder estar ahí.


Se han vendido ya todas las entradas....


Sí, desde la segunda o tercera semana de ensayos ya estaba todo agotado y nos han confirmado que el 10 de febrero tenemos otro matinal en el centro cultural Antonio Machado en Madrid y en menos de 24 horas también se han agotado. La verdad es que está siendo una maravilla.


Y también se han organizado sesiones matinales para estudiantes ¿verdad?


Sí, algo que nunca había ocurrido con los 'Escritos en la escena' y se han abierto los días 26, 27 de enero y el 3 de febrero. 


¿Hasta cuándo estaréis representando la obra en Madrid?


Estamos hasta el 5 de febrero en el María Guerrero y luego empezamos la gira.


Aparte de #Malditos16, este año te veremos en televisión, en la serie La catedral del mar. ¿Cómo ha sido tu participación en la serie?


Ha sido corta pero intensa. Fueron dos días de rodaje y la verdad es que es una maravilla verte en medio de una superproducción. Ha sido un goce absoluto.


¿Tienes algún otro proyecto?


Hay abiertas varias bandas pero todavía no hay nada confirmado. 


¿Quieres añadir algo más?


Quería destacar la importancia de que se le dé un espacio en un centro público a escritores como Fernando J. López para que pueda desarrollar su trabajo y pueda poner en escena textos como éstos que hablan de una realidad que por unas razones u otras se convierten en tabúes y no permiten ser tratadas. Como están ocultas, se desconocen, y es una realidad. Hay que destacar que en sitios públicos se les dé un espacio a este tipo de temas que nos importan a todos y, en especial, a la adolescencia.







Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.