Las tierras raras y el pastel envenenado

|


Desde que un buen día de mayo la información en “El País” señalaba nuestra comarca como agraciada por un maná de extraño nombre, muchas cosas han pasado. Como en tantas ocasiones, en cuanto se rasca un poco, la apariencia cambia y revela un pastel envenenado en su interior.

Éste es el problema. El gran y enorme problema. Un pastel envenenado. Y es un problema de todos. Afectará a todos, voten lo que voten, piensen lo que piensen y tengan las creencias que tengan. Es por esta razón y no otra por la que en una de las manifestaciones más multitudinarias que recuerda la provincia, celebrada en Torrenueva y organizada por la Plataforma ‘Sí a la Tierra Viva’, asistieron representantes de todos los partidos políticos. Tras la pancarta iban en primera línea los verdaderos protagonistas: la Plataforma, el pueblo, la gente. Como acompañantes, los representantes políticos citados. Así debe ser el orden natural de las cosas. La soberanía popular, ante todo; los que aspiran a ser sus representantes, a ver, escuchar y arrimar el hombro en una causa común.

Tras este punto de partida cada partido político ha tomado las acciones que ha creído más oportunas. Ahí están los medios de comunicación y el Diario de Sesiones de las Cortes de Castilla-La Mancha para que los habitantes del Campo de Montiel y la provincia de Ciudad Real se informen y sepan quién ha hecho qué (o no), cuándo y dónde. De esa forma será posible sacar conclusiones, como sociedad madura e inteligente que somos.

Desde el punto de partida Podemos Valdepeñas se implicó en una lucha que estimó conveniente apoyar. Respetó y respeta la independencia de la Plataforma. Guardó y guarda las distancias necesarias para evitar la politización de este movimiento ciudadano. Estamos a su servicio, no para dirigirlo. Fundamentalmente porque desde Podemos entendemos (está en nuestro ADN) y potenciamos precisamente la soberanía de la gente. Denunciamos que nos ha sido hurtada a todos mediante acuerdos entre poderosos, opacidad, desinformación y, sobre todo, engaño. El engaño que tanto asquea a D. Manuel Lara. Hay algo infinitamente más ponzoñoso que la infiltración de colectivos políticos en la sociedad: el sectarismo, los viejos arquetipos, el maniqueísmo de los tuyos y los míos. Ni se han visto nuestros símbolos en este movimiento ciudadano ni nadie de Podemos Valdepeñas ha tomado la palabra para hurtar el protagonismo a quienes deben ser protagonistas. Hemos acudido a una llamada para luchar contra la mina; eso sí. Se ha ofrecido la ayuda solicitada. Y los integrantes de Podemos Valdepeñas, tanto a título individual como desde el propio movimiento político, han acudido con generosidad a ella. Desde el principio. Sin mención partidista ni exigencia alguna. Podemos Valdepeñas estará junto a todos aquellos colectivos que surjan persiguiendo el mismo objetivo: que Quantum no abra nunca las minas. Para ello Podemos Valdepeñas se sentará a la mesa con cualquier formación política o asociación que reme en esa dirección. Si su trabajo y su apoyo no obtienen ni un solo voto, pero se logra el fin común, dará por cumplidos sus objetivos de manera satisfactoria.

Ése, y no otro, es el convencimiento que rige todas las acciones de Podemos Valdepeñas en torno a la minería de tierras raras y su pastel envenado.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.