Pongamos que hablamos de Valdepeñas

|


Desde hace algo más de medio año soy coordinador de la Agrupación de Ciudadanos en el municipio de Valdepeñas, y en este tiempo, he tomado conciencia del trabajo que queda por hacer. Cuando me embarqué en esta aventura, lo hice con el firme convencimiento de que en la comarca de Valdepeñas hay mucho por lo que “luchar”.


En estos días de navidad he estado hablando con varios amigos que hacía tiempo que no veía, y cuya ideología política es dispar. Me decían que hace falta más presencia de las formaciones políticas en la calle, poniendo de ejemplo las diferentes manifestaciones que se han hecho por las Tierras Raras. En este momento, caí en la cuenta de lo importante que es trabajar de forma conjunta por defender los intereses de la ‘tierra’. Si hablamos de Tierras Raras, desde C’s lo tenemos claro la decisión debe corresponder a criterios técnicos y no criterios políticos. A partir de ahí, si nos basamos en que todo lo que se haga en un territorio debe de ser beneficioso para ese territorio, deberíamos pedir a nuestras Administraciones mucha más transparencia y publicidad de los diferentes informes técnicos, se deberían de valorar todos los escenarios posibles el impacto económico, medio ambiental, etc.


Por otro lado, me preguntaban mis amigos sobre el último Pleno celebrado en Valdepeñas donde se habló sobre la modificación de la ‘regla de gasto’ por la que los ayuntamientos no pueden destinar el superávit a amortizar deuda. Sin embargo, sí se pueden realizar inversiones sociales, sí se puede reducir la presión fiscal sobre el bolsillo de los valdepeñeros, y sí se pueden poner en marcha iniciativas para crear empleo en una localidad donde una cuarta parte de la población activa está en paro.

Me despedí de mis amigos sabedor del trabajo que queda por hacer en Valdepeñas, pero con la misma motivación y fuerza del primer día. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.