El Gobierno regional apuesta por la calidad y por la integración de las cooperativas para vender vino ‘Denominación de Origen’ al mundo

|



El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha defendido “seguir apostando por la calidad en el sector del vino a través de la integración de las empresas y, fundamentalmente, de las cooperativas", durante la inauguración de la jornada de Agrícola Café sobre Viñedo ante trescientos agricultores de la comarca de La Manchuela conquense y albaceteña en Quintanar del Rey. Durante su intervención le ha acompañado al alcalde de Quintanar del Rey, Miguel José García; el presidente de la Cooperativa San Isidro de Quintanar del Rey, José Carrasco; el secretario general de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) de Castilla-La Mancha, Julián Morcillo y el director Ejecutivo de Editorial Agrícola Española, Jesús López Colmenarejo.


El titular de Agricultura en Castilla-La Mancha ha asegurado que "en este momento, el sector del vino factura mil millones de euros” y desde el Gobierno regional se trabaja “en una senda muy ambiciosa para que acabe facturando -en unos años- 2.500 millones de euros”. Según sus cálculos, esto supondría en el Producto Interior Bruto (PIB) de Castilla-La Mancha “un incremento del 4 por ciento” y se ha mostrado convencido de que “el sector es enormemente capaz de conseguir este logro, en una apuesta por la calidad en la que ya avanzan las nueve Denominaciones de Origen de Castilla-La Mancha: Valdepeñas, La Mancha, Manchuela, Ribera del Júcar, Uclés, Méntrida, Mondejar, Almansa y Jumilla.

Por otro lado, en esta apuesta por el incremento de la facturación en el sector del vino de Castilla-La Mancha y para conseguir este objetivo ha insistido en la necesidad de la integración comercial de las empresas, para ganar tamaño y poder competir mejor en los mercados internacionales. En este sentido, Martínez Arroyo ha manifestado que “tenemos que apostar por el embotellado de vino”, ante un auditorio mayoritariamente de viticultores cooperativistas. “El embotellado aporta valor al producto” y, de esta manera, “somos capaces de generar mayor riqueza en Castilla-La Mancha”, ha añadido. Lo que “va a permitir que tengamos 100.000 viticultores que puedan seguir viviendo de la viticultura y el vino en la región; esa es la clave y ese es el camino en el que estamos trabajando todos la Administración y el sector de Castilla-La Mancha".

Posteriormente, durante la jornada ‘Cómo vender mejor el Vino’ se ha debatido sobre la actual situación del sector y sus perspectivas de futuro los expertos han ofrecido una visión global del mismo pero analizando cada uno de los medios de producción y las posibilidades de mejorar su rentabilidad.

Apuesta por regadíos

Previamente a preguntas de los periodistas -y ante la petición del alcalde-, sobre las necesidades hídricas de sus agricultores, el consejero ha aclarado, que las competencias son del Gobierno de España y que ya se ha solicitado una mayor colaboración con las Confederaciones Hidrográficas (MAPAMA). Martínez Arroyo ha manifestado que “necesitamos de un impulso mayor por parte del Gobierno central" y ha reiterado su mensaje pidiendo una mayor interlocución con el Ministerio, "no se pueden tomar las decisiones de las cuencas de los ríos sin contar con el territorio, sin contar con las comunidades autónomas y, en el caso particular nuestro, sin contar con Castilla-La Mancha".

Por otro lado, y dentro de las competencias que sí tiene el Gobierno regional, en materia de regadío ha anunciado que desde la Consejería se está ultimando la convocatoria de ayudas dotada con 22 millones de euros y que previsiblemente se publicará a principios de 2017, “en una apuesta dentro del Programa de Desarrollo Rural (PDR) y en la que van a a poder acogerse a esa línea de ayudas todas las comunidades de regantes que lo deseen", ha concluido. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.