Javier Aroca critica la alineación de los medios con el poder

|



El antropólogo y licenciado en Derecho, Javier Aroca, investigador del Centro de Estudios Andaluces, habló el jueves en las VI Jornadas Empresariales de Manzanares de la importancia de la comunicación política en tiempos de crisis. Según el conocido analista político, los medios de comunicación “han sido los colaboradores necesarios e imprescindibles para el alumbramiento de esta crisis”. A su juicio, sin ese papel mediático, “la aceptación de que la crisis era real hubiera sido imposible”.


Desde lo que llamó un “pesimismo antropológico” ya que el poder había conseguido así lo que quería al aceptar la ciudadanía “que vivimos por encima de nuestras posibilidades”, Aroca recordó que cualquier sistema de dominación no es perfecto “hasta que el dominado no se cree que él es el culpable de la situación”.

Explicó que ahora el papel de esos medios es convencernos de que la crisis ha acabado. “Me refiero a empresas de comunicación que se han alineado con el poder, con la colaboración de muchos voluntarios, para crear los climas adecuados”, señaló Aroca antes de recordar que en los consejos de administración de esas empresas se sientan “poderes directamente interesados”. Según expuso en este foro empresarial, “los medios de comunicación no ejercen el papel que debieran contando las cosas como son”. “La televisión muestra las cosas ocultando”, añadió.

Como tertuliano de televisión dijo tener la sensación de ser el “enemigo encastrado” en esos medios de comunicación. Lamentó la espectacularización de la política, aunque reconoció que contribuye a que la ciudadanía se involucre más en ella. De esta forma, considera que la televisión está siendo un vector importante en la repolitización de una sociedad “que está harta de políticos malos y pronto estará harta de políticos espectáculo”. No obstante, advirtió que el riesgo de todo esto es convertir la democracia en un problema de audiencias y que lo que impere en los partidos políticos sea el marketing o el plan de comunicación, y no la ideología.

Aroca abogó por la segmentación de los medios y por “un etiquetado democrático” para que la ciudadanía sepa quién es el dueño, accionistas y analistas del medio e ideología que defiende. “En una nueva democracia no podemos favorecer a los poderes invisibles, que son la auténtica corrupción de la democracia”, concluyó. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.