Por la reconciliación

|


La reciente noticia en prensa sobre declaraciones de las Juventudes Comunistas de Valdepeñas, en torno a la memoria del ex alcalde del Frente Popular Félix Torres, supone una muestra más de la falta de tino de nuestros políticos “comunistas”. Ahora con motivo de la celebración de Todos los Santos organizan en el cementerio un Acto político en una festividad religiosa…curiosa incongruencia con sus constantes llamadas a la afirmación laica.


Que las “Juventudes” comunistas de Valdepeñas, coincidiendo con las celebraciones del 1 de noviembre en el cementerio, traigan la “noticia” de homenajear la figura de antiguo alcalde republicano Felix Torres, me produce sorpresa, indignación y preocupación, ante la vuelta atrás de los que parece solo se sienten cómodos, facilitando repetir las crispaciones del 36.


Con motivo del XX aniversario del inicio de la Guerra Civil, el Partido Comunista (que en aquella época no vivía travestido – junio de 1956 – como en este periodo: I.U, los Verdes, Ganemos, etc tuvo un gran acierto como PC auténtico, proclamando solemnemente contribuir sin reservas a la reconciliación nacional de los españoles, y terminar con la división abierta por la guerra civil mantenida por el franquismo.


Se llamaba a todos los españoles, desde monárquicos, democristianos y liberales, hasta republicanos, nacionalistas vascos, catalanes y gallegos, anarquistas o socialistas, proclamando, como un objetivo común a todos, la reconciliación nacional.


Ya hace unos días criticaba “la manifestación contra la LOMCE” y el “gesto” de la exhibición de bandera republicana en el acto de una pequeña formación con estilo genuino brigadista, ¿es que para estar contra esa penosa ley hay que “disfrazarse”? ¿ qué tiene que ver el espíritu republicano con una ley que todos rechazamos ?.


Muy preocupados deben estar en I.U. ante tanto manejo podemita para “meterles en el mismo saco”, que no pueden hacer entrar en razón a sus hermanos de las juventudes para que eviten gestos tan ridículos.


Yo nací en el 46. Siempre he pensado que ambos bandos hicieron muchas atrocidades, pero desde que llegué a Valdepeñas e indagué sobre lo que pasó en los años de la guerra civil, no encontré a nadie que no me ratificara la afición de aquel alcalde por el tiro arbitrario a sus adversarios.


Guerras civiles… ¿motivaciones para fomentar y justificar conductas criminales?


Pero mejor será olvidar y a lo sumo reflexionar “hacia donde nos pueden llevar ciertas políticas” que espero no sean las que algunos parece pretenden resucitar con sus gestos de amistad con etarras e independentistas fallidos".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.