Las cuevas de las bodegas, tema elegido para concluir las XII Ciclo de Conferencias 'Valdepeñas y su Historia'

|


El XII Ciclo de Conferencias 'Valdepeñas y su Historia' ha llegado este jueves a su fin con las cuevas de las bodegas como protagonistas. Una conferencia que ha corrido a cargo del arquitecto Diego Peris y que ha congregado a numeroso público, ávido de conocer curiosidades de nuestra historia. Y es que Valdepeñas cuenta con muchas e importantes cuevas. Un ejemplo es que la cueva más antigua es la del Museo Municipal, que data del siglo XVI, según destacó el teniente de alcalde de Cultura, Comercio, Turismo y Educación, Manuel López, quien ha añadido también las cuevas de la Fundación Gregorio Prieto o la de La Antigua Bodega Los Llanos "hoy recuperada para el patrimonio de la ciudad y que todo el mundo puede visitar para tener conocimiento de nuestra historia, de lo que hicieron nuestros antepasados y preservar este patrimonio subterráneo que tenemos en Valdepeñas".


Por su parte, el conferenciante ha destacado que las cuevas han sido durante muchos siglos la bodega en sí porque era el lugar donde era posible conseguir unas condiciones adecuadas de temperatura y humedad, ya que las instalaciones de frío tal y como las conocemos actualmente no llegarían hasta el siglo XVIII. Así, Peris ha recordado que en Castilla-La Mancha hay lugares famosos por sus cuevas como Cuenca, Noblejas o Tomelloso pero en el caso de Valdepeñas "adquieren una peculiaridad especial por un lado por el terreno calizo, que permite poder hacer esas cuevas de forma adecuada y correcta, y por otro lado, porque a mediados del siglo XIX con la industrialización las grandes bodegas recurren a las cuevas como sistema de almacenamiento y conservación del vino, algo que no se da en otros sitios de Castilla-La Mancha, lo que hace que haya bodegas con cuevas de una envergadura importante".


Además, Peris ha querido poner en valor la política municipal llevada a cabo en Valdepeñas con la rehabilitación de cuevas históricas. "En el siglo XXI hemos descubierto que las cuevas son un buen lugar para conservar el vino, y esas cuevas abandonadas se han recuperado y rehabilitado y se han convertido en un sitio donde las barricas de roble envejecen y producen un vino de calidad y, junto a eso, ha habido una voluntad municipal de entender que el patrimonio de las bodegas es un patrimonio importante a conservar y ha habido actuaciones con las que se han recuperado cuevas como las del Museo del Vino, La Antigua Bodega Los Llanos y ahora la de Bodegas A7".





Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.