Gente común haciendo política. En Valdepeñas, Podemos

|


José Manuel Pena deja de ser concejal en el Ayuntamiento de Valdepeñas. Se va del primer plano de la política municipal un ciudadano que allá en 2007 decidió romper con lo establecido; que entendió que la política es algo más que echar un papelito en una urna cada cuatro años al partido menos desagradable y decidió dar un paso adelante para servir a sus conciudadanos. Le deseamos suerte y, desde la diferencia, le agradecemos su trabajo por convertir a Valdepeñas en una ciudad mejor.


Pena nos calificó desacertadamente como populistas. Nuestro proyecto es de transformación democrática, abierto a la ciudadanía sin dejar atrás a nadie y en defensa de los sin voz. PODEMOS Valdepeñas defiende un proyecto político diferente del partido político que él creó, si bien compartimos un afán por regenerar esta democracia y, en lo cercano, nuestro ayuntamiento. Queremos recuperar las instituciones del disimulado (o a veces bien evidente) secuestro que esa casta de personajes veteranos aferrados al sillón ha perfeccionado, con el fin de adecuar los recursos del poder al beneficio propio y de sus cercanos.


Esta situación resulta especialmente clara en un ayuntamiento como el de Valdepeñas. El principal protagonista en este caso es su alcalde Jesús Martín, que se dice socialista aunque, de forma reiterada, se empeña en perpetuar el ambiente caciquil en el Consistorio, sometiendo a sus principales rivales a todo un catálogo de menosprecios, desplantes, medias verdades, descalificaciones, malas prácticas administrativas y abusos de poder.


El equipo que formamos PODEMOS Valdepeñas presentamos un talante, unas formas de hacer las cosas y unas propuestas completamente alejadas a las de Jesús Martín. Por eso nuestro Círculo acaba de ver certificadas su capacidad organizativa, su carácter abierto a la ciudadanía y una trayectoria satisfactoria, en el marco del programa de activación de los principales Círculos de PODEMOS. A las anteriores elecciones municipales optamos por no presentarnos; acabábamos de nacer. No tenemos prisa. Vamos con la mirada al frente y el paso firme, pero seguro, en la vocación de servicio público. Cuando nuestros adversarios nos ningunean, se equivocan; cuando nos atacan, sus ataques se vuelven contra ellos como un bumerang. Nos importan la gente y unas instituciones más abiertas, transparentes y participativas. Estamos aquí. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.