García-Page: “Terminaré la legislatura cumpliendo con mi programa electoral y con el acuerdo de investidura”

|



El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha asegurado tener “la convicción total y absoluta de que terminaré la legislatura cumpliendo con mi programa electoral y también con el acuerdo de investidura” que, ha recalcado, “no considero que esté muerto” pero “no quiero ni zigzags ni vaivenes”.


Así lo ha subrayado este miércoles durante su intervención en el desayuno informativo “Espacio Reservado” organizado por el digital encastillalamancha.es. Un acto que se ha celebrado en el Palacio de Congresos de Toledo y en el que se han congregado más de cuatrocientas personalidades del ámbito público de la región.

El presidente regional ha asegurado estar “entregado en cuerpo y alma a la región” y, en este sentido, ha prometido seguir haciéndolo “con pasión” para lograr el objetivo de la recuperación económica y social de Castilla-La Mancha, gracias al cumplimiento del programa de Gobierno y del acuerdo de investidura que, ha reiterado, “estamos híper cumpliendo”, con el 57% de las medidas ya materializadas y más del 20% restante “rodando”.

Para ello, ha hecho hincapié, los presupuestos de 2017 son “fundamentales”, con lo que también se ha mostrado convencido de que habrá acuerdo en torno al diseño y aprobación de las cuentas regionales para el próximo ejercicio. “Los avances del presupuesto son tan sustanciales como para que haya acuerdo y verán como hay acuerdo”, ha sentenciado el presidente.

Sin la aprobación del Presupuesto Autonómico de 2017, ha advertido García-Page, podrían ponerse en riesgo medidas tan trascendentales como la puesta en marcha de una renta básica laboral, 46 grandes obras en materia educativa la contratación de 206 interinos más, que estos puedan cobrar dos semanas más que ahora, que se recupere paulatinamente el 1,5% de los sueldos de los trabajadores de la administración pública que recortó el anterior Ejecutivo regional, que se puedan realizar 200.000 pruebas diagnósticas más, recuperar las ayudas para pacientes celíacos, atender a 60.000 pacientes más de los previstos, incrementar en 5.000 el número de intervenciones quirúrgicas, o la continuidad del Plan de Empleo que impulsa el Gobierno autonómico.

Del mismo modo, ha enviado un mensaje de tranquilidad por la posible dilación en la aprobación de las cuentas regionales de 2017 así como por el panorama político regional de los últimos días, asegurando que “no hay fecha tope ni nos vamos a ansiar con esto” y que, en cualquier caso, los Presupuestos han sido diseñados “a prueba de rupturas y de Montoro”.

Acuerdo para la Recuperación Social y ampliación de la ZEPA de la laguna de El Hito

El presidente regional también ha dado cuenta de cinco líneas estratégicas sobre las que trabaja su Ejecutivo. En primer lugar, el restablecimiento de la normalidad y la convivencia en Castilla-La Mancha, un giro muy necesario “tras unos últimos años dolorosísimos, con demasiado odio, crispación, conflicto y mala política en definitiva”, que se traduce en acuerdos como el Pacto por la Recuperación Social y que, según ha anunciado García-Page, podría estar terminado antes de Navidad.

No obstante, ha matizado, esta “hoja de ruta determinante” dependerá de la situación a nivel nacional. “El Gobierno de Castilla-La Mancha pone en paréntesis y en suspenso todas las negociaciones y diálogos con colectivos sociales e instituciones hasta que no tengamos claro si va a haber apoyo presupuestario. Lo contrario sería engañar”, ha advertido.

En segundo lugar, Emiliano García-Page ha abogado por la recuperación económica y social “al mismo tiempo”. No es suficiente con generar las condiciones necesarias para crear riqueza, sino que es necesario saber cómo repartirla, ha indicado. Asimismo, se ha mostrado “muy contento” de la recuperación y los avances sociales que Castilla-La Mancha ha registrado durante estos meses a pesar de la compleja situación actual. “Los indicadores económicos de la región hoy van por encima de la media nacional, y los indicadores sociales mejoran posiciones a marchas forzadas”, se ha felicitado.

La defensa de Castilla-La Mancha ocuparía el tercer objetivo, “una defensa como actitud y objetivo político”, ha señalado el presidente regional, al tiempo que ha criticado que lo único que ha venido a esta región en los últimos años “es un cementerio nuclear que no quiere nadie, basura peligrosa”. Actitud bien distinta es la que esgrime el Ejecutivo castellano-manchego, que se manifiesta defensora del medio ambiente. “Tanto es así –ha adelantado García-Page- que el próximo martes aprobaremos la ampliación de la laguna del Hito como compromiso político y electoral desde 2005”, para seguir con el blindaje a la instalación del cementerio nuclear en Villar de Cañas (Cuenca).

El agua supone también un punto de inflexión en la defensa de los intereses castellano-manchegos. Por ello, el presidente regional ha vuelto a lamentar que nos hayamos gastado 550 millones de euros en desaladoras infrautilizadas para que Levante no tenga problemas de agua, y ha insistido en que si desde Murcia y Levante quieren agua subvencionada “que la pague el Estado”. Finalmente, ha advertido que la ausencia de agua va a tener un factor positivo, “pues ante la negativa de la Confederación no podrá salir adelante el proyecto de tierras raras que algunos plantean en Ciudad Real”.

El jefe del Ejecutivo castellano-manchego no ha querido dejar pasar la oportunidad de apuntar como cuarto objetivo “estratégico” de su Gobierno la defensa de España y de la igualdad. Así, ha reclamado que hay que ser “independientes de los independentistas”. “Si alguien quiere hablar con quién quiere romper el país” y hacer depender la estabilidad del mismo de esta ruptura, “me tendrá enfrente”, ha advertido

Finalmente, García-Page ha apelado a la honestidad que comparten todos los miembros del Gobierno regional como quinto objetivo. “En este año y medio no hemos dado ninguna lata con problemas de corrupción, y me siento muy orgulloso de ello”, al igual que ya ocurriera con toda la corporación municipal durante los ocho años en los que estuvo al frente de la Alcaldía toledana. “No tengo ninguna duda de ningún responsable de la Administración regional, y si tuviera mañana una duda, habría cese automático”, se ha comprometido.

Por ello, tan importante es la honestidad personal como la honestidad para cumplir con las cosas que se dicen. “En esto se tiene que basar cualquier Gobierno que quiera estar a la altura de los ciudadanos”, ha apostillado.  

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.