La universalidad de los Círculos Podemos

|



Cuando una persona decide participar en la vida pública -que es lo mismo que decir en la política-, y cuando lo hace en el seno de Podemos, tiene varias obligaciones. La principal, ser honesta consigo misma y con los demás. Y hay otras: la capacidad de trabajo y compromiso, el interés por los asuntos públicos, la voluntad de cambiar lo que no sirve por lo útil y eficiente, la valentía en denunciar irregularidades e injusticias allá de donde las encuentre, la promesa de no tener prácticas corruptas, el respeto a los Derechos Humanos, la intención de cumplir y hacer cumplir las leyes o cambiarlas si son injustas… y, por supuesto, tiene que tener vocación de servicio.


Todas estas cualidades deberían formar parte de la persona que participa en las Círculos de Podemos. Tienen que ver con su forma de ser y la forma en que ha elegido vivir. Una persona de este tipo suele implicarse en las tareas comunes, suele ser colaboradora en los grupos que participa, suele interesarse por los problemas de sus semejantes, suele participar en las iniciativas sociales, suele aportar ideas y contribuir a las soluciones. Y todo esto lo hace allá donde esté o donde se sienta más identificada.


Cuando una persona decide participar en la vida pública a través de un partido político, lo que está haciendo es luchar por mejorar la sociedad en la que vive y se mueve desde su ideología y con sus capacidades. El lugar donde ejerce la política no es tan importante como la tarea llevada a cabo. Lo que verdaderamente importa es el compromiso con la gente y con el entorno. Da igual de dónde proceda la persona que ha decidido hacer política; da igual dónde viva o a qué se dedique. Lo que realmente interesa es la honestidad con la que se entregue a su tarea.


Si además está integrada en el vecindario, el municipio o el grupo social; si se identifica con los valores, las necesidades y las inquietudes de la población; si comparte espacios, preocupaciones o proyectos, entonces la persona que ha decidido participar en la vida pública goza de la ventaja añadida de querer y ser querida por la gente del Círculo, de la Asociación, del barrio, del pueblo, de la comunidad.


Así es como nos sentimos las personas que, sin haber nacido en Valdepeñas, compartimos con sus habitantes espacios de ocio, de formación, de trabajo, de activismo, de convivencia o de todo a la vez. Nos sentimos acogidas y aceptadas por sus vecinos y, en justa compensación, adquirimos el compromiso de involucrarnos en la vida pública municipal. Los Círculos de Podemos son herramientas de cambio y transformación que proponen buscar y encontrar todo lo mejorable, y trabajar firmemente para conseguirlo.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.