El Gobierno regional inaugura el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales para “recuperar los derechos y la dignidad de los empleados públicos”

|


El Gobierno de Castilla-La Mancha recupera en Ciudad Real del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales destinado a los trabajadores de la Junta que fue “cerrado durante la legislatura de Cospedal”, y que hoy inauguraba la delegada provincial de la Junta de Comunidades, Carmen Olmedo, junto al director general de Función Pública, José Narváez, el director provincial de Hacienda y Administraciones Públicas, Francisco Pérez, y el director provincial de Sanidad, Francisco José García.

Para Olmedo, hoy es un día de felicitación porque “recuperamos un servicio que eliminó el anterior Gobierno popular”, al tiempo que ha añadido que el Gobierno de Emiliano García-Page ha retomado este recurso al considerar que “se trata de un servicio necesario dentro de las diferentes medidas que se están poniendo en marcha de recuperación de derechos y de dignidad de los trabajadores públicos” de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

La delegada provincial ha añadido que el hecho de que los trabajadores y trabajadoras tengan sus revisiones periódicas “es primordial” para este Gobierno, de ahí la creación de este servicio ubicado en la planta baja del antiguo Centro de Especialidades de Ciudad Real en el Hospital de Alarcos.

Por su parte, el director general de la Función Pública, José Narváez, ha señalado que esta inauguración es “una demostración palpable de la apuesta del Gobierno de Castilla-La Mancha por la mejora de las condiciones de los trabajadores, y con ello la mejora de la prestación de los servicios públicos”.

Narváez ha detallado que cuando el Gobierno de García-Page llegó en junio de 2015 el recorte de plantillas en prevención de Riesgos Laborales era del 43%, y en tan solo un año y dos meses se ha recuperado el 78%, aunque está previsto llegar al 100% el próximo año.

El director provincial de Función Pública ha recordado cómo hace un año Ciudad Real no contaba con instalaciones para el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales, “abandonándose los medios materiales sanitarios y técnicos”. Se trata “de una de las medidas dentro de la recuperación de los servicios públicos que sufrieron un empeoramiento patente con el anterior Gobierno”, esencial en este caso al tratarse de la salud de los trabajadores.

A día de hoy son tres técnicos de Prevención de Riesgos Laborales, un médico y una enfermera de empresa del trabajo, y un administrativo de apoyo logístico. En cuanto a medios materiales, el nuevo Servicio, cuyas instalaciones han sido cedidas por el Sescam, está dotado con dos consultas, tres despachos, sala de espera y sala polivalente para reuniones y práctica formativa.

El servicio de Prevención de Riesgo Laborales, que dará cobertura a cerca de 3.300 trabajadores distribuidos en 220 centros de Ciudad Real, ha supuesto una inversión de 34.000 euros y la contratación de tres personas, con lo que ya son seis los profesionales que trabajan en él.



Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.