Solemnidad y devoción en la procesión de Jesús del Perdón

|


Con la procesión del patrón, marcada por la solemnidad y la devoción en una fresca noche que hizo sacar las chaquetas, Manzanares culminó este miércoles las fiestas en honor a Nuestro Padre Jesús del Perdón. El recorrido finalizó poco antes de las once de la noche con repique de campanas a la entrada de la venerada imagen en su Ermita de la Vera Cruz. Los fuegos artificiales pusieron después el broche final a las fiestas desde el aparcamiento del recinto ferial.


La imagen de Jesús del Perdón, con el fajín verde del General Sebastiani que simboliza el perdón a la ciudad en la Guerra de la Independencia, y con el bastón de mando de alcalde honorario de Manzanares, recorrió las calles ante la mirada del vecindario, que como es habitual se situó en el lado hacia el que el patrón dirige su mirada.

La procesión salió a las ocho y media de la tarde desde la iglesia parroquial de la Asunción. Dos largas filas de cofrades y penitentes acompañaron el paso de Jesús del Perdón y alumbraron con sus velas y faroles este acto central de cada 14 de septiembre manzanareño en el que las promesas, peticiones y agradecimientos se dan cita en las calles del recorrido procesional, realizado con los pies descalzos por buen número de los participantes en la comitiva. Este año se estrenaron los recién urbanizados tramos de las calles Virgen del Carmen y Monjas, con acerado y calzada al mismo nivel.

El acompañamiento musical correspondió a las bandas de música “Maestro Ibáñez” de Valdepeñas y “Julián Sánchez-Maroto” de Manzanares. Representantes de todas las hermandades religiosas de la localidad participaron con sus cetros tras el estandarte de la Junta de Cofradías de Semana Santa. Antes del paso del patrón desfilaron una veintena de mujeres con la clásica mantilla así como las zagalillas y, por primera vez, los zagales de las fiestas.

El Hermano Mayor de la Muy Ilustre y Fervorosa Hermandad y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús del Perdón y María Santísima de la Esperanza, Rafael Ángel Huéscar, junto a otros miembros de su junta de gobierno, estuvo acompañado en la procesión por el pregonero de las fiestas patronales de este año, el Dr. Julián Gómez-Cambronero.

Seminaristas manzanareños y los párrocos de la localidad participaron tras la imagen de Jesús del Perdón, una talla del imaginero vasco Quintín de Torre Berástegui ante la que, a su paso, los fieles dirigen sus reflexivas miradas. Representantes de la Corporación Municipal, encabezados por el alcalde, Julián Nieva, junto al Capitán de la Compañía de la Guardia Civil de Manzanares, completaron el acompañamiento.

Tras poco más de dos horas de procesión, la imagen del patrón regresó a su ermita. A su entrada repicaron las campanas ante numerosos fieles que aguardaron en la fresca noche, en muchos casos tras desfilar en la comitiva. Y como fue costumbre hasta 2011, año en que fueron suprimidos por el anterior Gobierno Municipal, los fuegos artificiales en honor al patrón volvieron a las fiestas patronales para poner la guinda al “día grande” de Manzanares. A las once de la noche, el público siguió desde los Paseos Príncipe de Asturias y aparcamiento de FERCAM el espectáculo pirotécnico con el que estas fiestas se despidieron hasta el próximo año.  

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.