El Pleno aprobó la cuenta general del ejercicio 2015, que cerró con superávit de 4 millones de euros

|


El Pleno extraordinario celebrado este lunes, en  sustitución del ordinario que no se celebró el primer lunes de mes por las fiestas patronales, dio el visto bueno a la cuenta general del ejercicio 2015 que fueron aprobadas por mayoría absoluta, con los votos a favor del grupo municipal socialista y en contra de los grupos popular, de IU-Ganemos y UCIN. En definitiva, el de 2015 fue un ejercicio que se cerró con superávit de 4 millones de euros que se ha destinado a inversiones "por lo que el Ayuntamiento va bien y cumplimos la regla de gasto", explicó el alcalde de Valdepeñas, Jesús Martín.


Y es que, el Ayuntamiento previó para 2015 unos ingresos de 27,5 millones de euros y unos gastos de similar volumen pero a 31 de diciembre los ingresos eran de 28,6 millones de euros, es decir, 1,1 millones de euros más, y los gastos fueron de 26,6 millones, 1 millón de euros menos. "Que los ingresos aumenten es que se tiende a ser muy conservador a la hora de elaborar el presupuesto y en gastos se es cauto; la prudencia ha dado lugar a estas cifras", explicó Martín.


Así, de lo materializado, se ingresaron 25 millones de euros, con lo cual, quedaron pendientes de ingresar 4 millones de euros, y se pagaron 25,5 millones de los 26,6 millones porque había 1 millón de euros en facturas pendientes de pago a 31 de diciembre.


Con todo esto, la nómina real es que se ingresaron 27,5 millones de euros y los gastos reales se situaron en 23,5 millones, cerrando el Ayuntamiento el año 2015 con superávit de 4 millones de euros. Estas cifras vienen, según puntualizó el primer edil, del ahorro de 20.000 euros en personal y de 1 millón de euros en gastos corrientes. También se gastaron 500.000 euros en operaciones financieras y se invirtieron 500.000 euros menos de lo previsto. 


Además, a 31 de diciembre se tenía pendiente de ingresar en caja 11 millones de euros de ejercicios anteriores, 18.000 euros de una subvención que llegó a última hora y 4 millones de euros pendientes de cobro, la mayoría procedentes del impago de impuesto directos como el IBI. Es decir, el Ayuntamiento tenía 15,5 millones de euros pendientes de ingresar a 31 de diciembre de 2015, aunque reales 9 millones de euros.


Así las cosas, desde el grupo municipal popular su portavoz, Martín Miguel Rubio, criticó los 25,3 millones de euros de deuda viva con las que cuenta el Ayuntamiento, según él, "que impiden calificar a esta administración de salud de hierro y ensombrecen el superávit". Además, votaron en contra porque no estaban de acuerdo con distintos puntos de las cuentas como las "excesivas tasas por el uso de las pistas de educación vial y de las terrazas, de la zona azul, se debería abaratar la maquinaria agrícola, son pocos los ingresos que se obtienen de La Antigua Bodega Los Llanos, son excesivos los gastos en Festejos, se podría ahorrar más en publicidad institucional y los gastos jurídicos se deberían aminorar".


Por su parte, el portavoz del grupo municipal de IU-Ganemos, Gregorio Sánchez, justificó su voto en contra porque las cuentas "son un reflejo de un presupuesto que votamos en contra por diversos motivos como que el gasto era conservador pero pensamos que una administración local no tendría que tener un gasto conservador cuando ya hay una administración por encima que nos obliga a ser conservadores en los gastos".


Igualmente, según Sánchez, "nos preocupa que el saldo de dudoso cobro aumente con respecto al año anterior en más de 1 millón de euros y, por otro lado, nos parece bien que se vaya aminorando la deuda financiera porque eso nos permite hacer más inversiones pero nos preocupa lo que quedaba por pagar a proveedores a 31 de diciembre".


En otro orden de cosas, en el Pleno extraordinario de septiembre se aprobó por unanimidad un gasto de 16.200 euros para la implantación de la licitación pública electrónica, así como la modificación del reglamento del cementerio municipal.


Además,  se dio luz verde al nuevo pliego de condiciones para la concesión de la explotación del campo de tiro Los Calerines por mayoría absoluta con los votos a favor del grupo socialista, popular y UCIN y la abstención de IU-Ganemos.


Por último, se dio cuenta de la solicitud del grupo municipal popular para el cambio de titularidad de las distintas comisiones que competían a Antonio de la Torre, que pasan a ser para Manuela González, mientras que la nueva viceportavocía quedó adjudicada a Julia Cejudo.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.