Ricardo III y El licenciado vidriera de estreno en el Festival de Almagro

|



Natalia Menéndez, directora del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro, ha presentado esta mañana Ricardo III junto a Noviembre Compañía de Teatro.


El director de la obra, Eduardo Vasco, comenta que “la compañía no se está especializando en Shakespeare, pese a que hacemos mucho Shakespeare. Ricardo es un personaje muy atractivo y sin escrúpulos. Arroja una reflexión sobre la política, pero sobre todo es una gran historia. La puesta en escena de esta versión de Yolanda Pallín tiene un acercamiento contemporáneo ambientado en los años 30”.

Arturo Querejeta da vida a un personaje que “está dispuesto a hacer lo que sea para llegar al poder” apuntando la idea de “hasta qué punto los ciudadanos son corresponsables de estos asuntos”. Querejeta reconoce que “interpretar un personaje tan salvaje es atractivo. Ricardo es malvado por naturaleza porque no tiene a nadie que le quiera y decide que si no puede ser amado debe ser odiado. Es como cuando miras al abismo, normalmente la gente se retira pero hay algunos que dan el salto”. La peculiaridad de este personaje le permite disfrazarse ayudado por la retórica y esconder lo que realmente es a los demás, aunque se alce desproporcionado en su ambición, descarado en sus propósitos frente a un asombrado espectador que sólo espera, atónito, el momento de ser testigo de una caída que compense el horror desencadenado.

El espectáculo tendrá lugar en la Antigua Universidad Renacentista el 22 y 23 de julio a las 20 horas.

Menéndez también ha presentado hoy El licenciado vidriera junto al Teatro del Temple.

La adaptación teatral de la novela ejemplar de Cervantes es un ejercicio entre la novela picaresca y los ecos de Don Quijote. El protagonista se construye a sí mismo a por medio del estudio y los viajes para acabar convertido en un personaje público a través de la locura. En este periplo vital veremos desfilar una descripción detallada, irónica y crítica de la sociedad del momento donde escuchar ecos de la realidad española actual.

El dramaturgo Alfonso Plou explica “nuestra adaptación está construida como un ‘ñaque contemporáneo’, una historia a contar y a personificar por dos actores, siendo uno de ellos el alter ego del propio Cervantes y el otro Tomás Rodaja, el protagonista de la fábula que a veces se ve arrastrado por la misma. A través de este ‘toma y daca’ actoral conviven con fluidez lo narrativo con lo dialogado, y la situación jocosa con la reflexión profunda”.

Carlos Martín, director del montaje, recuerda que “el Teatro del Temple es una compañía de repertorio” y destaca “la similitud con la actualidad en la que en tanto que una persona más se aleja de lo normal, más triunfa. Tomás Rodaja queda preso de su imagen social de loco y triunfa por este motivo, por lo que cuanto más se acerca a lo normal y más se cura de su locura, menos caso le hace la gente”.

El licenciado vidriera será representado el sábado 23 en el Teatro Municipal a las 20 horas.

También este fin de semana podrá disfrutarse en Almagro de las obras: Del Lazarillo de Tormes una revisión del clásico que tendrá lugar el domingo 24 en el Teatro Municipal, El cerco de Numancia, de montaje clásico, en el espacio Miguel Narros el día 24, Rinconete y Cortadillo, a partir de la novela de Cervantes, representado en el Corral de Comedias el 24 y 25 y Escrito en las estrellas basado en El amante liberal de Cervantes que subirá al escenario en la Antigua Universidad Renacentista el día 24 y 25. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.