Altas puntuaciones en el concurso regional de calidad de vinos de FERCAM

|


Con calificaciones que en algunos casos alcanzan los 95 puntos sobre 100 posibles, los 77 vinos de Castilla-La Mancha que participan en el 46º Concurso Regional de Calidad de la Feria Nacional del Campo (FERCAM) vuelven a poner de manifiesto su alto nivel. Este miércoles se celebró en Manzanares la cata del jurado en la que se decidieron los vinos que recibirán las medallas de oro, plata y bronce de la feria. Este concurso es el más antiguo de España “y ayuda a situar a Manzanares como municipio vitivinícola”, según el responsable de FERCAM, Pablo Camacho.

El concejal de Ferias Comerciales del Ayuntamiento de Manzanares explicó que el Concurso Regional de Calidad de Vinos de FERCAM es también el segundo en antigüedad de la Unión Europea y contribuye al prestigio de la Feria Nacional del Campo, además de redundar en la apuesta del municipio por el sector, con jornadas de maridaje como “Alma del Vino”, otras de presentación de los vinos jóvenes como “Manzanares, tierra de vinos” y con cuatro importantes bodegas “que son una referencia”, según Camacho.

Consolidado y arraigado como uno de los concursos más prestigiosos por su rigor y continuidad, el de FERCAM sigue creciendo cada año. En su edición de 2016 ha pasado de 24 a 25 bodegas participantes y de 71 a 77 muestras presentadas procedentes de las provincias de Ciudad Real, Albacete, Toledo y Cuenca. Todos los vinos participantes están acogidos a cualquiera de las figuras de protección y de calidad reconocidas en la región, como las Denominaciones de Origen (La Mancha, Valdepeñas, Manchuela, Ucles, Modéjar, Jumilla, Almansa, Méntrida y Ribera del Júcar) y Vinos de la Tierra de Castilla.

Esta 46ª edición presenta como novedad la inclusión de vinos espumosos, que en su debut ha contado con tres muestras. Donde más competencia hay es en vinos blancos, con 24, y en tintos jóvenes, con 23. En tintos crianza concursan 15 vinos, 6 en tintos reserva y otros 6 en rosados. Los premios se conocerán el 6 de julio, día de apertura de la feria y se entregarán el domingo 10 en el acto de clausura.

Félix Yáñez, presidente del jurado calificador, valoró la alta calidad de los vinos participantes a juzgar por las medianas de puntuación obtenidas, con más de 90 puntos en muchos casos sobre 100 posibles. Resaltó también la variabilidad de los vinos fruto de la diversificación varietal, con una gran gama de aromas y sabores “para públicos distintos y exigencias diferentes”, explicó. “Han pasado por aquí verdaderas joyas”, se atrevió a decir Yáñez, para quien pocas zonas de producción pueden estar hoy día a la altura de Castilla-La Mancha en cuanto a vinos tintos jóvenes.

El jurado estuvo formado por Ernestina Velasco (Unión Española Catadores), Adán Israel Aguilar (Asociación de Sumilleres CLM), Saray Marco (DO La Mancha), José Ángel Amorós Ortiz (UCLM), Antonio Yébenes Asensio (IRIAF), José María Álvarez (DO Méntrida), Francisco Jesús García Navarro (UCLM), Ana María Sánchez Ortega (Colegio Enólogos CLM), Pedro Miguel Izquierdo (IRIAF), José Carlos Rodríguez Maroto (DO Valdepeñas), Carlos de la Morena (periodista RTVE) y Lola Núñez Pinto (Unión Española Catadores).

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.