Casa Josito se encontraba en una situación lamentable y ha requerido una rehabilitación muy profunda

|


Julián Nieva, alcalde de Manzanares, junto con Beatriz Labián, concejala de coordinación general e Isabel Díaz-Benito, concejala de obras y urbanismo, se han interesado por las obras que se ejecutan en Casa Josito, donde han podido comprobar el importante avance que está experimentado la infraestructura. Tanto Sergio Noblejas como Mario de la Fuente, arquitectos del servicio técnico del Ayuntamiento de Manzanares, han dado a conocer e informado de todos los detalles que se ejecutan.


De igual manera la concejal responsable de obras y servicios ha señalado que dentro de los trabajos de rehabilitación se destaca el octógono, que ya está empezando a coger forma y pronto se verá desde la Plaza “la imagen que todos tenemos en la retina de este edificio”, y se prevé que en unas cuatro o cinco semanas se ejecute en su totalidad la fase de cerramiento, cubierta y estructura, con la cual esa fase quedará finalizada.

Paralelamente y a través del Plan de Empleo, se lleva a cabo la obra de carpintería de Casa Josito en la cual se empezará a colocar ventanas, además de realizar la intervención de rehabilitación en la fachada, impostas, pintura o adecentamiento “y también pronto retirar el vallado que actualmente existe en el perímetro de la Casa en la Plaza de la Constitución”. El edificio constará de planta baja, primera, segunda y entreplanta cubierta.

En esta visita se habló de la importancia del edificio, siendo una rehabilitación en una infraestructura histórica, asegurando que cada paso que se está dando tiene que ser aprobado por la Comisión de Patrimonio “y todo hay que hacerlo con mucho cuidado” decía la edil. Del mismo modo Díaz-Benito quiso destacar que el estado del edificio era lamentable, y que si la intervención se hubiera realizado hace dos o tres años “y el anterior equipo de gobierno del PP se hubiera ocupado, no habría sido necesario tener que hacer una rehabilitación tan intensa” dijo la concejal.

En este sentido remarcaba la concejal de obras y urbanismo, que se podía haber salvado mucho material del edificio original, algo que ha sido imposible de hacer, pues Casa Josito ha estado varios años sin cubierta, recibiendo agua, frio, sol. Tal es así que las maderas estaban destrozadas, carcomidas “de ahí que se haya tenido que intervenir en profundidad”. Aunque ya por suerte, remarca Díaz-Benito, todo se está solucionando y finalizando esa primera fase.  

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.