Las cofradías y hermandades cerraron el curso con una convivencia en la ermita de San Antón

|



Con diversas actividades en torno a una convivencia, cerró el curso la Junta de Cofradías y Hermandades de La Solana. Los directivos de la misma visitaron la ermita de San Antón, al igual que en años anteriores lo hicieron a las ermitas del Castillo de Peñarroya y San Isidro.

Las actividades comenzaron con una oración a cargo del párroco de Santa Catalina, Benjamín Rey, continuando con una introducción histórica del recinto de San Antón y su hermandad, que realizó el presidente de la Junta de Cofradías y Hermandades, y Cronista de la Villa, Paulino Sánchez.

Las actividades continuaron una reflexión sobre “Realidad de nuestras hermandades sus retos y obligaciones”, que pronunció el presidente de la Hermandad del Santo Sepulcro y Soledad de la Virgen, José Merino, quien habló de su experiencia en África, ya que ha estado trabajado en Guinea Ecuatorial, ofreciendo a los asistentes diversos datos sobre la situación en el Tercer Mundo e indicando que las hermandades deben tener en consideración la importancia del apoyo económico que se debe realizar a los necesitados en esos países.

Posteriormente, llegó otra reflexión sobre el año de la Misericordia por las cofradías asistentes, para continuar con una comida de convivencia en el salón anexo a la ermita, que sirvió para que los representantes de las diferentes hermandades pudieran intercambiar diversas opiniones sobre el curso que acababa, aunque muchas continuarán realizando sus celebraciones y otras actividades a lo largo del verano.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.