Unidos Podemos conseguir un mundo rural vivo

|


Hace 23 años dejé la ciudad para vivir en La Mancha. Soy arqueólogo y profesor, aunque también gestiono un olivar ecológico y una instalación solar fotovoltaica y térmica. Los procesos de primarias abiertas me han llevado a encabezar la candidatura al Senado de Unidos Podemos por la provincia de Ciudad Real.


El medio rural en el que vivo -como el de todo nuestro país- es un espacio social, ecológico y económico enormemente rico; un Patrimonio diverso, transmisor de múltiples valores culturales y naturales que constituyen la esencia de los pueblos de nuestro país.


Durante décadas las políticas de los diferentes Gobiernos de España han ido desvertebrando y relegando el mundo rural a un segundo plano. La población del mundo rural siente un enorme grado de desafección y abandono por parte de los poderes públicos. Las personas que viven en este entorno están hartas de que los partidos políticos tradicionales las ignoren y engañen.


Quienes integramos UNIDOS PODEMOS consideramos que el mundo rural debe formar parte fundamental del proceso de cambio democrático y de la construcción del nuevo modelo productivo que está naciendo en este país. Es precisa una política activa contra el despoblamiento que permita garantizar la calidad de vida de la población que habita las zonas rurales, enormemente castigadas por los recortes de los últimos años. Desde el Estado, se debe promover el desarrollo sostenible del medio rural, dado que más de 10.000.000 de personas, casi 8.000 municipios y el 84% de nuestro territorio son parte de ello. Las políticas estatales deben combatir el cambio climático y promover la conservación de nuestro Patrimonio cultural y natural, favoreciendo la biodiversidad y la soberanía alimentaria. Desde las instituciones europeas, la Política Agraria Común debe ser puesta al servicio de un nuevo modelo de producción social sostenible; no al de una oligarquía de poderosos, que son quienes más reciben a la vez que los que menos impuestos pagan.


En La Mancha queremos un medio rural en el que se siga produciendo buen queso, aceite y vino; no nuevas explotaciones mineras de tierras raras que van a enriquecer a unos pocos al tiempo que degradan y envenenan nuestros paisajes, nuestro aire y nuestras aguas. Mientras PP y PSOE aprobaron desde sus respectivos Gobiernos esos proyectos de tierras raras y con circunloquios 'amagan pero no dan' -porque evitan actuar definitivamente en las instancias en donde es posible acabar con este modelo de desarrollo obsoleto e insostenible-, las gentes de UNIDOS PODEMOS hemos dicho en las Cortes regionales, en los ayuntamientos y en la calle, bien alto y claro sobre estos negocios: 'No a la mina; sí a la tierra viva'.


Desde el mundo rural vemos claro que para afrontar los enormes retos que suponen la crisis ambiental y el cambio climático es preciso apoyar con firmeza un nuevo modelo sostenible, social y democrático. Estos conceptos implican el trabajo con y para las mayorías sociales rurales a partir de estrategias de escucha activa dirigidas a recomponer y defender los bienes comunes y el interés público. Deben cerrarse de una vez y sin contemplaciones las puertas giratorias que mantienen abiertas tanto el PP como el PSOE, que conectan estos partidos políticos con los consejos de administración de grandes empresas estratégicas. Hay que acabar con los privilegios, el despilfarro y la corrupción, que demasiadas veces han orientado, desafortunadamente para la mayoría, las actuaciones públicas.

UNIDOS PODEMOS conseguirlo. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.