El Gobierno regional completa la implantación de la historia clínica electrónica única en todos los hospitales de Castilla-La Mancha

|


El Gobierno de Castilla-La Mancha completó el pasado fin de semana, con la incorporación del Hospital General Universitario de Ciudad Real, la implantación de la historia clínica electrónica única en toda la red de hospitales públicos de la Comunidad Autónoma, el conocido como Mambrino XXI. Precisamente en 2016 se cumplen diez años desde que el SESCAM inició este proceso en el Hospital de Puertollano.


El uso de las historias clínicas electrónicas en los hospitales es ya una realidad en la mayor parte de los centros de hospitalarios del Sistema Nacional de Salud. Sin embargo, el hecho de que todos los hospitales de una comunidad autónoma dispongan de la misma aplicación en todos sus centros sanitarios es una realidad limitada a un número muy reducido de servicios regionales de salud, algunos de ellos todavía con elevado uso de historia clínica en papel o con una extensa presencia de diversidad de aplicaciones informáticas.

La implantación de Mambrino XXI en el conjunto de centros hospitalarios tiene una importancia estratégica y organizativa de especial relevancia para el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, ya que permite avanzar en el trabajo en red entre todos los profesionales de la región y hacia una administración electrónica en todos los procesos asistenciales de soporte de los centros sanitarios.

El hecho de que todos los centros de Atención Hospitalaria trabajen con la misma herramienta aporta importantes ventajas, la principal, que todos los profesionales (facultativos, enfermería, de apoyo administrativo) van a utilizar la misma historia clínica electrónica.

En este sentido, con la culminación de este proceso la atención de pacientes en distintos centros, las interconsultas y derivaciones desde unos hospitales a otros, o el acceso remoto para trabajos de telemedicina, entre otros, serán más fáciles ya que todos los profesionales conocerán el funcionamiento de la misma aplicación y la estructura de la historia clínica.

Además de compartir los datos de historia clínica de todos los centros, Mambrino XXI facilita el uso de protocolos homogéneos lo que permite lograr una atención cada vez más segura y de mayor calidad. Esta línea de calidad, seguridad y normalización de la atención es una estrategia de acción impulsada por los grupos de expertos de profesionales que serán capaces de trasladar las mejores prácticas asistenciales y las innovaciones organizativas a las herramientas tecnológicas.

La unificación de la historia clínica electrónica es imprescindible para homogeneizar la información que se registra de los pacientes y poder publicar en su carpeta de salud los informes de los procesos hospitalarios de manera global, tal y como se hace con la de Atención Primaria. Esta funcionalidad estará próximamente a disposición de los pacientes del SESCAM a través de su página web.

Además de las mejoras para profesionales y pacientes, Mambrino XXI tiene también una visión estratégica desde el punto de vista de la eficiencia y la gestión de las tecnologías de la información. El hecho de disponer de la misma herramienta facilita el mantenimiento de las aplicaciones, el soporte y la reducción de sus costes. También permite que aquellas mejoras que se desarrollen para un centro en la mejora de los procesos asistenciales, sean fácilmente trasladables al resto de los centros, retornando la inversión realizada para estos desarrollos nuevamente en otras aplicaciones.

Plan de soporte 24 horas

Para que la migración de datos a la nueva herramienta se realizara con éxito en el Hospital de Ciudad se han realizado diversos cursos de formación a lo largo de los últimos meses. La implicación de un amplio equipo de técnicos informáticos del ámbito de las Tecnologías de la Información y Comunicaciones (TIC) en el desarrollo de jornadas de actualización con profesionales de todos los servicios y categorías han permitido completar el traspaso de datos a la nueva herramienta y definir los circuitos de información sin incidencias.

En total se han dedicado más de 18.000 horas de trabajo desde que en el mes de septiembre de 2015 se iniciara el proyecto de migración al sistema de historia clínica electrónica única y más de nueve meses de reuniones y cursos de formación. Para realizar esta labor se han puesto en marcha una red de formación de formadores en distintas áreas.

Asimismo, se ha contado con cerca de 3.000 profesionales implicados en la implantación del Mambrino XXI en el área de Ciudad Real, donde se han migrado unas 549.000 carpetas clínicas, cerca de un millón y medio de episodios de urgencias cerrados y 228.000 programaciones o intervenciones quirúrgicas, entro otros datos.

Para solventar cualquier incidencia se ha puesto en marcha un plan de soporte 24 horas con más de 50 profesionales de apoyo disponibles y un refuerzo formativo complementario en cada una de las sesiones clínicas de las unidades. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.