Los candidatos de Unidos Podemos protagonizaron una multitudinaria pegada de carteles en Ciudad Real

|



Esta madrugada, UNIDOS PODEMOS abría su campaña provincial para las próximas elecciones generales del 26J con una multitudinaria pegada de carteles en Ciudad Real, a la que acudieron un buen número de simpatizantes de las organizaciones que componen la coalición, así como un buen número de personas interesadas en este ilusionante proyecto común.


El inicio de la campaña electoral, estuvo marcado por la recreación del ya famoso “pacto de los botellines” entre Alberto Garzón y Pablo Iglesias, que constituyó el pistoletazo de salida de esta coalición que hoy es ya segunda fuerza política, según el CIS, y que se acerca a toda velocidad a la primera posición, disputándosela al Partido Popular.


Para la candidata al congreso de UNIDOS PODEMOS, Juana Caro, la noche electoral fue “ilusionante, hoy la gente está emocionada, brindando por el cambio de este país. Va a ser una campaña de trabajo, una campaña de palabra y sensatez, en la que vamos a recorrer toda la provincia. Estamos convencidos que este proyecto es el proyecto que este país necesita. Nuestra unión significa la recuperación de derechos, esos derechos por los que un día pelearon nuestros abuelos y que no vamos a permitir que nadie nos siga arrebatando. Vamos a luchar por la Sanidad, la Educación, las pensiones, un trabajo digno y tantos y tantos otros derechos que hoy se encuentran más amenazados que nunca.”


Para finalizar la candidata aseguraba encontrarse “Muy sonriente. Se trata de una sonrisa compartida, dentro de un proyecto coral y con la ilusión de cambiar un país para la gente. Porque la ciudadanía el día 26 tiene que decidir qué quiere, si quiere un gobierno de austeridad o quiere un cambio para la mayoría social; si quiere papeles de Panamá, corrupción y tantos y tantos escándalos del Partido Popular o quiere una política de cambio con y para la gente”.


En la presentación se dejaron ver dos invitados especiales en esta cita. El primero fueron los botellines etiquetados con la figura de los dos líderes nacionales y el recuerdo a la próxima cita electoral bajo el nombre de “El pacto de los botellines. 26 Junio”. El otro invitado especial de la noche a esta cita fue, sin lugar a dudas, un enorme corazón de casi dos metros: el mismo que lleva la coalición en su logotipo electoral y que anoche sostuvieron los diferentes candidatos de las organizaciones que componen la coalición y que dejaba entrever la ilusión compartida que despierta la próxima cita electoral no solo en la coalición UNIDOS PODEMOS, sino en la mayoría de la gente que se acercaba curiosa a la pegada de carteles.


Enorme despliegue y demostración de valentía por parte de la formación, en una noche electoral que también estaba marcada por el miedo, miedo del Partido Popular a participar de la pegada tradicional al encontrarse sin las fuerzas necesarias y no estar dispuesto a asumir la posición de debilidad y desgaste existente entre los militantes de este partido de cara a los próximos comicios electorales.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.