Arqueólogos de la Universidad de Florida del Sur eligen Calatrava La Vieja, en Carrión, para iniciar un proyecto de investigación

|



Un grupo de arqueólogos de la Universidad de Florida del Sur de Estados Unidos ha elegido el yacimiento de Calatrava La Vieja, en Carrión de Calatrava (Ciudad Real), para iniciar un proyecto de investigación internacional de documentación patrimonial en tres dimensiones, que en España se desarrollará en lugares emblemáticos de Castilla-La Mancha gracias a la colaboración de la UCLM.


El proyecto, que dirige el profesor Herbert Maschner, cuenta también con la colaboración del investigador de la Universidad regional Víctor López-Menchero y del director científico del yacimiento carrionero, Miguel Ángel Hervás Herrera, y se está desarrollando con ayuda de la tecnología más avanzada en documentación patrimonial que, entre otras aplicaciones, permitirá a los internautas de todo el mundo visitar virtualmente y en 3D el yacimiento.


La alcaldesa de Carrión, Ana María López, ha visitado esta semana al grupo de investigadores para conocer de primera mano cómo se está desarrollando el trabajo de campo de este importante proyecto que empujará la difusión turística de la fortaleza de Calatrava la Vieja a nivel internacional.


López además ha mostrado su agradecimiento por la elección del yacimiento carrionero como punto de partida de esta importante investigación que, además de la parte turística, supone también un hito en el avance de las técnicas de documentación del patrimonio a nivel mundial. Asimismo, se ha mostrado encantada con que fruto de esta labor vaya a ser posible conocer zonas del castillo que no son visitables debido a motivos de conservación y seguridad.


Así, según ha explicado, gracias a la tecnología puntera utilizada por los investigadores americanos será posible visitar virtualmente el aljibe árabe del siglo XIII, reconvertido posteriormente en prisión, donde existen dibujos y grabados en árabe realizados por los presos de un alto valor patrimonial.


En este sentido, el director científico del yacimiento, Miguel Ángel Hervás, ha explicado que con este proyecto sobre tecnologías de documentación de patrimonio en tres dimensiones se están poniendo en práctica métodos que requieren el empleo de equipos complejos como escáner laser, fotografía terrestre y aérea, con drones y globos cautivos, cuyo objetivo es obtener una imagen tridimensional del yacimiento de alta precisión.


Imagen que permitirá múltiples usos, desde la investigación, para hacer mediciones, observaciones, detectar patologías o planificar necesidades de conservación y restauración, hasta múltiples aplicaciones para la difusión y la didáctica, como pueden ser las visitas virtuales.


El director del proyecto, Herbert Maschner, por su parte, además de mostrarse asombrado por la escala y la calidad de la investigación en Calatrava La Vieja, también ha indicado que se trata de un lugar con un gran potencial para la investigación que se difundirá en una base de datos en abierto a la que podrán acceder tanto investigadores como público en general.


Maschner ha asegurado que la arqueología de guerra ha marcado su carrera profesional y de ahí su interés en Calatrava la Vieja como ejemplo interesante de los cambios de poder entre musulmanes y cristianos.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.