El Grupo Socialista de la Diputación de Ciudad Real lamenta que el PP “siga las instrucciones de Cospedal para crispar la vida política de la institución”

|


El Grupo Socialista de la Diputación de Ciudad Real lamenta que el Grupo Popular se haya olvidado de los intereses de los ciudadanos de la provincia y haya acatado las directrices de enfrentamiento y crispación de su presidenta regional, María Dolores Cospedal, que no benefician para nada a los intereses y preocupaciones de los ciudadanos.


Una valoración que surge después de que el Grupo Popular de la Diputación haya abandonado el pleno de hoy al sentirse supuestamente ofendido por la intervención del vicepresidente cuarto, David Triguero, por el mero hecho de emplear en su intervención la frase coloquial “mentir es pecado” que es entendida como tal por toda la sociedad, por lo tanto, Triguero no ha ofendido en ningún momento a los diputados ‘populares’.


Desde las filas socialistas interpretan que el momento preelectoral en el que nos encontramos ha sido utilizado por Cospedal para hacer política en la Diputación de Ciudad Real para dar instrucciones a los miembros de su partido presentes en esta institución con el objetivo de romper la línea de colaboración que hasta ahora mantenían con el equipo de Gobierno pensando siempre en los intereses de la provincia ciudadrealeña.


Este es el motivo por el que el Grupo Socialista de la Diputación no entiende la actitud del Grupo Popular, pues considera que “se ha creado una escena desagradable e innecesaria que para nada es ejemplo de la política dialogante y colaborativa que debe primar en la institución por el bien de la provincia y sus ciudadanos”.


En este sentido, el propio David Triguero ha mostrado su sorpresa, ya que no se entiende que "en un pleno en el que se ha aprobado todos los puntos por unanimidad, a falta de medio minuto y ante una frase hecha monten este espectáculo". El también secretario de Acción Electoral de la Ejecutiva Provincial del PSOE de Ciudad Real ha instado por ello al Partido Popular y a su portavoz en esta institución "a que dejen la política difamatoria de Cospedal y que dialoguen para trabajar por los pueblos de la provincia".


Así ha destacado que la Diputación presidida por José Manuel Caballero trabaja por el bien de la provincia de Ciudad Real y de sus ciudadanos, y prueba de ello es que desde el inicio de la legislatura se ha mantenido una línea de colaboración y entendimiento entre el Grupo Socialista y el Grupo Popular, un clima gracias al cual se ha aprobado la gestión de la institución con la unanimidad del pleno.


Finalmente, el Grupo Socialista de la Diputación de Ciudad Real cree que este espíritu de diálogo es necesario para lograr el bienestar de los ciudadanos de la provincia. Lamentablemente, hoy en sesión plenaria "el Grupo Popular de la Diputación ha roto esta línea colaborativa anteponiendo sus intereses políticos y electorales al diálogo y a la coherencia que les ha caracterizado desde el comienzo de la legislatura". 


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.