La actitud y el alineamiento con la vida

|



Una de las definiciones de alinearse es "colocar elementos en línea recta”.


Tenemos dos opciones, una dejar que nos coloquen en la línea que otro quiera o ser partícipes de donde y como nos colocamos, estamos y estaremos.


Nuestra vida la podemos alinear justo como nosotros queramos, no dejándonos poner donde los demás quieran o donde las circunstancias que se presentan marquen nuestra línea.


Tenemos la libertad de poder escoger vivir de una manera u otra, no dejando que nuestra felicidad dependa de las muchas o pocas circunstancias alegres o adversas que tengamos, sino gestionando, adaptándonos y alineándonos con lo que la vida traiga, convirtiendo el éxito de la felicidad en tener un equilibrio emocional tanto cuando ocurra algo positivo como cuando surja algo negativo. Solamente nos han enseñado a no querer que nos pasen cosas, a etiquetar todo como bueno y malo, como esto me pone muy alegre y me produce bienestar y esto me hunde y me deja en un pozo oscuro sin salida.


Pues ni una cosa ni otra, equilibrio, actitud y acción es la clave para poder ser partícipes en primera persona de nuestra realidad, y crearla aprendiendo cada día de cada cosa que ocurra, sin hacer juicios constantes sobre lo que pasa y sobre nosotros.


Cada persona busca vivir bien, encontrar lo mejor para él y los suyos, y en esta búsqueda podremos elegir por donde caminar.


Nuestra actitud es aquello que nos distingue y nos transforma.

La fuerza de voluntad está directamente relacionad con lo que vamos a conseguir. No existe una píldora de la felicidad que un médico o terapeuta nos pueda dar para quitar todos nuestros males y que todo vaya siempre a la perfección. El compromiso personal entrelazado con la búsqueda de aquello que nos ayude a estar bien es la clave para llegar cómo y donde uno quiera.


El alineamiento que necesitamos es físico, mental y emocional, pues somos así, seres completos que tenemos que integrar el trabajo personal holísticamente para que todo funcione bien alineado en nuestra vida. La atención y percepción de uno mismo nos conecta con la actitud que tenemos hacia todo lo que sucede.

Debemos ponernos en la línea que en ese momento más nos convenga, no fijándonos cara al exterior, sino en lo que nos ayude a sentir, vivir, estar, feliz.


La acción es una manifestación física de la fuerza de voluntad.

Se puede elegir no hacer nada y que todo me venga sea lo que sea, o se puede ir conscientemente hacia donde quiero estar para sentirme bien, para vivir plenamente.


El bienestar y la felicidad no es sólo un privilegio de unos cuantos “iluminados” que tienen una sonrisa todo el día y que parece que nunca les ocurra nada. Si no dependemos de la calidad y cantidad de las cosas que nos pasan y simplemente dependemos de cómo sabemos gestionarlas sin dejar que cada emoción “me secuestre” y me lleve muy arriba o demasiado abajo, seremos dueños de nuestra vida, con todo lo que eso quiere decir.


Seremos conscientes en cada paso y nos enfocaremos con actitud, alineamiento y acción para poder vivir completamente, física, mental y emocionalmente.


Cualquier día, nada más despertarnos podemos empezar a pensar en todo lo que tengo que hacer, lo mal que me va esto o lo otro, el problema que tengo que resolver, etc., etc. O puedo hacer algo para que mi despertar sea tranquilo, atento, consciente y que no me deje llevar por lo que mi mente quiere fabricar desde primera hora.


Si nada más abrir los ojos salimos de la cama deprisa y de forma automática, el día probablemente se desarrollará de igual manera.

Nos cuesta despertarnos porque lo que nos espera no nos gusta. Cuando nos vamos a ir de excursión o nos espera algo que nos llena, estamos deseando levantarnos. Por eso debemos hacer de cada día, aún con las circunstancias que tengamos, un día que sea placentero y ayudarnos de herramientas para conseguirlo


Poner Conciencia en cada momento, una postura adecuada física y mental y respiración natural consciente son las mejores medicinas.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.