Marchan a buen ritmo las obras de eliminación de barreras arquitectónicas y semipeatonalización del casco antiguo

|


Las pasadas semanas se iniciaban las obras de eliminación de barreras arquitectónicas y semipeatonalización del casco antiguo de Manzanares, poniendo de este modo en funcionamiento el Plan Extraordinario por el Empleo de la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha 2016, en un proyecto que ha supuesto la contratación de ciento nueve parados de larga duración durante al menos seis meses, y que trabajarán como peones de albañilería, limpieza, oficiales de albañilería y el encargado de la misma rama.

Los primeros días se dedicaron a transmitir e informar a los operarios, en el mismo sitio de ejecución de obras, las oportunas indicaciones para el correcto desarrollo de las mismas, y ya actualmente, al margen de los días de lluvia, se están desarrollando a muy buen ritmo, así lo asegura la concejal de obras, servicios y embellecimiento de la ciudad, Isabel Díaz-Benito, que ha mostrado su satisfacción por el buen trabajo que se está realizando “se trata de una obra reclamada por nuestros vecinos” dice la concejal, y una obra en la cual el equipo de gobierno ha depositado mucha ilusión “aún sabiendo la difícil situación que estamos atravesando” señala Díaz-Benito.

Serán un total de catorce calles donde se ejecuten las mejoras, las que se incluyen en el proyecto son Doctor Muñoz Ubeda, Álvarez Sotomayor (entre Doctor Fleming y Obispo Carrascosa), Virgen de la Esperanza (entre Monjas y Empedrada), Manifiesto (entre Monjas y Empedrada), Virgen del Carmen, Jesús del Perdón (entre Reyes Católicos y San Antón), Ciega de Manzanares (entre San Isidro y Cárcel), Orden de Santiago, San Antón, Obispo Carrascosa, Doctor Fleming, San Isidro, Monjas y Callejón de la Hoz.

En cuanto a las características de las obras, la titular de urbanismo precisa que se realizará una nueva pavimentación de todo el entorno, con tarugo o taco de basalto y se colocará un nuevo pavimento de granito de diferentes tonalidades en las aceras, que en la mayoría de los casos irán separadas de las calzadas con bolardos. En las calles Cárcel y Reyes Católicos se pueden encontrar dos ejemplos de cómo quedará el casco histórico de Manzanares. Todo esto lleva aparejado la inversión de casi un millón de euros por parte del consistorio manzanareño, para materiales e infraestructuras de la obra.

Isabel Díaz-Benito explica que, estas intervenciones van a suponer la mejora de la accesibilidad en buena parte del casco histórico de la ciudad, teniendo en cuenta la reordenación del tráfico para evitar problemas circulatorios y pensando siempre en los manzanareños “el ayuntamiento sabe que estas actuaciones son molestas para los vecinos, pero se acometen en beneficio del bienestar de todos los ciudadanos” remarca la edil.

Por todo ello desde el consistorio piden disculpas y comprensión durante los próximos meses, asegurando que pronto para todos será motivo de alegría tener una nueva imagen para el casco histórico de Manzanares.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.