El Centro de la Mujer de Manzanares organiza un Taller de Lenguaje Igualitario

|


El sexismo lingüistico es el uso discriminatorio del lenguaje que se hace por razón de sexo. El sexismo no está en la lengua en sí misma, sino en los usos que se hacen de ella, los cuales, al ser reflejo de la cultura de las relaciones sociales centrada en el punto de vista masculino, muestran que el sexo comúnmente más discriminatorio es el femenino.

El área de políticas de igualdad del ayuntamiento de Manzanares ha organizado el Taller de Lenguaje Igualitario, un taller de lenguaje no sexista que ha ido dirigido principalmente al personal del ayuntamiento de manzanares, en el cual han participado al menos una persona del personal laboral de cada departamento. En el taller se explicó como se incurre en el lenguaje sexista, explicando Valentina Isabel Vázquez de Agredos, responsable del área laboral del Centro de la Mujer, y encargada de impartir el Taller, que se incurre en ello cuando la persona hablante emite mensajes que, debido a su forma o fondo, resulta discriminatorio por razón de sexo.

La concejal de políticas de igualdad del ayuntamiento de Manzanares, Beatriz Labián, fue una de las asistentes al Taller, la cual expuso que con este taller se intenta evitar, por ejemplo, que los documentos de la administración reflejen estereotipos de lenguaje sexista. El objetivo, dice Labián es que el ayuntamiento, en cualquier documento que tenga que expedir realice un lenguaje igualitario, para ello en este taller se ha dado la información y diferentes estrategias para hacer que el lenguaje que se utiliza no sea genéricamente en masculino, y de este modo a través de diferentes recursos como la utilización de perífrasis, géneros, artículos, omisión o sustitución de pronombres, y con esas prácticas avanzar en un lenguaje más justo e igualitario.

En este taller se vieron fórmulas para detectar el lenguaje machista o generalista y las estrategias que se tienen que seguir, así como alternativas a utilizar para comprobar si un texto incurre en sexismo lingüistico. El lenguaje igualitario en la administración es uno de los primeros pasos que se dan para conseguir esa igualdad, redactando los documentos de tal forma que hombres y mujeres se encuentren reflejados sin ambigüedad.

En la conclusión del taller, Vázquez de Agredos expuso que el lenguaje es el instrumento que interpreta nuestra vida, y es por esa razón por la que tenemos que pensar que esta utilización no es un bien menor. La realidad es lingüística, por lo que todo aquello que no se nombra no existe. Usar un lenguaje que ni oculte ni denigre a las mujeres, teniendo en cuenta la perspectiva de género, es englobar a todas las personas, y en esta apuesta ganamos todos y todas.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.