El cuarteto de cámara del coro Dulcimer acompañará al Santísimo Cristo de la Misericordia en la Estación de Penitencia de Jueves Santo

|



En este año 2016 se cumplen 10 años desde que el trío de música de capilla fuese implantado como el acompañamiento musical del Stmo. Cristo de la Misericordia en su Estación de Penitencia del Jueves Santo. Continuando con la línea de trabajo de la Hermandad en la búsqueda de una Cofradía con carácter serio y penitencial, una de las principales novedades que presentará nuestra Estación de Penitencia del Jueves Santo 2016 será el acompañamiento musical de un Cuarteto de Cámara en el paso del Stmo. Cristo de la Misericordia.



Ello va a ser posible gracias a la ilusión y al compromiso mostrado por el Cuarteto de Cámara del Coro Dulcimer de Valdepeñas, compuesto por soprano, contralto, tenor y bajo.




El repertorio que interpretarán es el siguiente:

- Anima Christi

- Ti Seguiró

- Panis Angélicus

- Ave Verum Corpus

- Oh Rostro Lacerado

- O Magnum Misterium

- Ave María (Victoria)

- Coral de la Cantanta (Bach)

- Oh Domine Jesu Christe

- Popule Meus

- Amicus Meus

- Seniores Populi

- Stabar Mater

- Tantum Ergo

- O Bone Jesu



Para poder seguir el carácter sobrio y penitencial de nuestra Hermandad es necesaria también la colaboración de los fieles y el público que contempla el paso de la procesión. Por ello, queremos lanzar un llamamiento de colaboración a la ciudadanía de Valdepeñas para el próximo Jueves Santo.


En el sentido de que nuestra Cofradía, al ser una cofradía de silencio, cuando realiza su recorrido procesional con la música de capilla (y este año, además, con el coro de cámara) muchas veces a la hora de levantar los pasos de nuestros Titulares los fieles y el público, con todo el cariño del mundo y como muestra de agradecimiento, aplauden el esfuerzo.


Pero desde la Hermandad queremos ir poco a poco concienciando que lo que nuestra cofradía precisa es un silencio absoluto y riguroso a su paso, por parte del público. Queremos ir concienciando de que, aunque se agradece de todo corazón el aplauso que se le puede dar a los costaleros o al canto de una saeta, es mejor que se guarde un absoluto silencio al paso de nuestra cofradía y que en ningún momento el silencio se rompa por los aplausos de la gente.



No hacemos esta petición porque no guste que la gente aplauda o valore el esfuerzo, lo cual es de agradecer porque sabemos que son gestos de cariño y reconocimiento sinceros, sino simplemente porque debemos saber que el público debe tener un comportamiento u otro según el carácter propio de cada una de las ocho Hermandades de la ciudad. En nuestro caso, lo que pedimos a los fieles y al público es que colaboren guardando ese recogimiento, desde la salida de la Cofradía del antiguo templo del Stmo. Cristo hasta su recogida en el mismo ya en la madrugada del Viernes Santo.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.