Ana Belén Barberán: “Les diría a las mujeres que vengan y prueben a ser costaleras, que cuando se metan debajo del paso van a sentir cosas que les van a gustar”

|



La Hermandad de la Esperanza Macarena y Jesús Cautivo cuenta con una cuadrilla de costaleras que es la más antigua de las que existen en Valdepeñas. Procesionan en la noche de Miércoles Santo bajo el paso del Cristo de la Coronación. No llegan a la veintena y por eso hacen un llamamiento para captar a más costaleras. Según nos cuenta una de estas costaleras en esta entrevista, Ana Belén Barberán, hay que probar y meterse debajo de un paso porque las que lo hacen, no se arrepienten y les gusta ser costaleras. Les afloran unos sentimientos que no se pueden expresar con palabras.


¿Cuántos años llevas como costalera?


Llevo diez años como costalera.


¿Qué significa para ti ser costalera?


Es algo que, preguntes a quien preguntes, no te lo van a saber explicar con palabras. Ni nosotros mismos lo sabemos. Son unos sentimientos que no se pueden explicar con palabras. Lo que sí se puede explicar es el dolor físico y los kilos que soportamos, que cuando estamos acabando, ya pesan. Pero no se puede explicar el sentimiento que se vive. Tienes que estar ahí debajo para saber lo que se siente en ese momento.


¿Por qué decidiste hacerte costalera?


Mi marido siempre ha sido costalero y a mí siempre me ha gustado eso de meterme debajo de un paso. Cuando lo conseguimos, me siento muy contenta de formar parte de la cuadrilla de las costaleras.


¿Con cuánto tiempo de antelación preparáis la Semana Santa?


Con dos meses o dos meses y medio.


¿Qué paso lleváis?


Es el paso del Cristo de la Coronación que sale en la procesión de Miércoles Santo de la Hermandad de la Esperanza Macarena y Jesús Cautivo.


¿Cuántas costaleras estáis en esta hermandad?


Estamos 16 costaleras ahora mismo pero el número más o menos siempre es el mismo porque a veces hay bajas, algunas mujeres se quedan embarazadas, y la gente por lo general no se anima a hacerse costaleras.


Hace poco habéis hecho un llamamiento precisamente por esa razón porque necesitáis a más costaleras en la hermandad… ¿Qué le dirías al resto de mujeres para convencerlas de que se conviertan en costaleras?


Yo sólo les diría que vengan y prueben y una vez que se metan debajo de un paso van a sentir muchas cosas que les van a gustar. Si les gusta la Semana Santa, les gustará vivirla así. Solamente tienen que probar y la que prueba no se arrepiente, se queda.


¿Qué es necesario para ser costalera?


Te tiene que gustar y tener ganas porque hay que hacer un gran esfuerzo y venir con la idea de ayudar a tus compañeras.


¿Qué sentís cuando vais debajo del paso?


Muchas emociones juntas, tienes que tener mucha fe. Pero no se puede explicar con palabras, es muy bonito.


¿Os llegáis a emocionar en algún momento?


Sí, en bastantes momentos.


¿Quieres añadir algo más?


Quería aprovechar para darle las gracias a la persona que apostó por nosotras para ser costaleras, que ya falleció, el anterior presidente de la hermandad, Agustín Delgado, a la nueva presidenta que es su hija Mª Carmen, a mi capataz, Manuel, a las otras cuadrillas de costaleros de la Macarena y del Cautivo, a la hermandad y, sobre todo, a mis compañeras.




Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.