El Gobierno de Castilla-La Mancha y La Caixa firman un convenio para ejecutar 12 proyectos medioambientales

|



El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, y el director territorial de Caixabank, en Castilla-La Mancha, Juan Ignacio Zafra Becerra, han firmado hoy el nuevo convenio de colaboración para la integración laboral de personas en riesgo de exclusión social a través de la mejora y conservación de los espacios naturales de Castilla-La Mancha.


Entre las actuaciones, el consejero ha destacado principalmente la protección de las barreras tobáceas de las Lagunas de Ruidera, “tenemos una auténtica maravilla, son únicas en el mundo y vamos a preservarlas en 2016 con la ayuda de Caixa Bank”, ha destacado. Así como la preservación de la Laguna del Hito y la recuperación de los márgenes del río Tajo. Según Martínez Arroyo, “un río que también tiene enormes necesidades porque cada vez tiene menor caudal y hay que recuperar los márgenes permanentemente”.

El acuerdo supone el compromiso con 12 proyectos de conservación de los espacios naturales de Castilla-La Mancha a los que la entidad financiera destinará 300.000 euros a lo largo de 2016 y que está previsto supongan la contratación de 44 personas en riesgo de exclusión social.

"La Caixa” y la Consejería renuevan así un año más su compromiso con el medio ambiente y los colectivos en riesgo de exclusión, que se inició en el año 2006 con la suscripción del primer convenio de esta naturaleza.

Balance del convenio 2015
El convenio desarrollado en este año 2015 entre ”la Caixa” y la Consejería, a su finalización habrá permitido insertar laboralmente a más de 60 personas en riesgo de exclusión, que habrán intervenido en 12 proyectos. Se han abordado actuaciones de restauración y mejora de las condiciones ambientales de la Red Regional de Espacios Protegidos en las cinco provincias.

Además se han recuperado sendas y zonas para uso público del Parque Natural de los Calares del Mundo y de la Sima (Albacete) y en Guadalajara ha seguido en marcha el proyecto de integración del pastoreo en los trabajos de prevención de incendios en los Parques Naturales del Alto Tajo y Sierra Norte.

Por último, se han llevado a cabo actuaciones de apoyo al programa de reintroducción del lince ibérico en Castilla-La Mancha, interviniendo sobre las barreras que dificultan la dispersión de ejemplares y el intercambio genético entre diferentes poblaciones en las provincias de Toledo y Ciudad Real y favoreciendo el hábitat natural de la especie en el ZEC Sierra del Herrumblar, dentro de su área de expansión natural en Albacete.

Nuevos proyectos para 2016
Para el año 2016 se han aprobado doce nuevos proyectos, en los que se ha previsto la intervención de 44 personas en riesgo de exclusión social.

En Albacete se llevarán a cabo proyectos de restauración de hábitats naturales de interés, actualmente afectados por factores como el cambio climático, la actividad humana o la erosión y pérdidas de suelo, presentes en áreas protegidas de la provincia: Red Natura y Parque Natural de los Calares del Mundo y de la Sima.

En Ciudad Real los tres proyectos que se abordarán tienen objetivos más diversos, en el Parque Natural del Valle de Alcudia y Sierra Madrona se implantarán colmenares artificiales en parcelas con especies de flora amenazada con el fin de evaluar la importancia de la abeja silvestre y la apicultura en la conservación de la biodiversidad. La segunda de las actuaciones abordará la protección física frente al pisoteo de las barreras tobáceas del Parque Natural de las Lagunas de Ruidera, consideradas hábitat de interés comunitario prioritario. Además se abordará el rejuvenecimiento de la vegetación de la Dehesa de Chiquero, mediante plantación de encinas, quejigos y alcornoques.

En la provincia de Cuenca se restaurarán zonas degradadas en márgenes de lagunas protegidas: El Hito, Cañada del Hoyo y Manjavacas y se realizarán resalveos en quejigares para mejora del estado de conservación de la cubierta vegetal del Monumento Natural de Palancares y Tierra Muerta.

En Guadalajara, un año más continúa el proyecto de prevención de incendios en los Parques Naturales del Alto Tajo y Sierra Norte mediante pastoreo. Además, se mejorará la eficiencia energética de los centros de interpretación de los Parques Naturales de Guadalajara, mediante la adecuación de los sistemas de calefacción e iluminación.

En Toledo, se acometerá la restauración de dos hábitats de zonas húmedas y una de las acciones se plantea como proyecto piloto de restauración de hábitat de ribera en la cuenca media del Río Tajo, en la ZEPA Carrizales y Sotos del Jarama y Tajo.  

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.