Casi 1.500 personas en los primeros cuatro días del Festival de Cine y Vino

|



El XI Festival de Cine y Vino “Ciudad de La Solana” escenificó el brindis inaugural por un éxito que, a la luz de los primeros datos, parece asegurado. En realidad, el fin de semana ya estuvo marcado por las catas comentadas y las primeras proyecciones, entre ellas el estreno nacional de “Los juegos del hambre”, todo con una altísima participación de público. Pero este lunes comenzaba la sección oficial de cortometrajes y la ruta “Tapas de Cine”, en la que participan una docena de hosteleros locales.


En la presentación a la prensa, celebrada en el Palacio Don Diego, el alcalde dijo que La Solana se convierte estos días en referente de la cultura con un festival que ha ido evolucionando en esta década de vida. “Lo hemos ido adecuando a las necesidades y ahora estamos en un formato donde nos encontramos cómodos, con la dimensión exacta que queremos”. Luis Díaz-Cacho elogió el trabajo de mucha gente que hay detrás “los que no se ven”, y expresó su gratitud a las firmas colaboradoras, que enumeró, el tejido asociativo, las bodegas, entidades financieras, y por supuesto valoró la ayuda de la Diputación y el propio Ayuntamiento. “Todos juntos hemos unido esfuerzos”.


Juan Pedro Araque, recién aterrizado en la dirección del festival en sustitución de Paco Romero, al que agradeció su trabajo de organización previa, ofreció cifras concretas. “Tenemos 53 actividades, con 10 largometrajes, más de 50 cortometrajes, 7 catas comentadas de vino, queso y otros productos de la tierra, ruta de tapas, gala de clausura”. Sólo el primer fin de semana –dijo- casi 1.500 personas han pasado por el festival “algo que habla por sí solo del poder de convocatoria que tiene”.


Tras once ediciones, Araque asegura que “todos hemos aprendido qué es un corto metraje, o un largometraje, y no nos da miedo a ir a ver cortos independientes de animación, en inglés o de ficción”. “También hemos aprendido [a distinguir] los colores o la lágrima del vino o qué es un coupage”. También enfatizó el trabajo sordo de mucha gente. “Si hay que limpiar copas, todos limpiamos; aquí todo el mundo arrima el hombro”.


Querernos más


Gregorio Martín-Zarco, presidente de la DO La Mancha, no tiene dudas de que el consejo regulador tiene que estar en este festival. “Tenemos que estar en todos los eventos a favor del vino, y este es uno importante”. Se detuvo en la ruta de tapas de cine, con los hosteleros delante. “Hay que poner en valor nuestra gastronomía. Queremos que los hosteleros seáis nuestros cómplices”. Martín-Zarco lleva años insistiendo en la necesidad de “querernos más”. “Tenemos que quitarnos complejos y no poner en tela de juicio nuestros grandes productos”. “Mientras los demás cierran la puerta y nosotros la abrimos. Y es bueno abrirla, pero sabiendo que hay gente que defiende lo suyo antes que otra cosa”.


Puso un ejemplo clarificador sucedido en la reciente presentación de los vinos de la DO en el Santiago Bernabéu. “Alguien le sugirió a un restaurador de Segovia, sorprendido gratamente cuando probó los vinos manchegos, vender en su restaurante los vinos de La Mancha, y le respondió: ‘no te canses, allí sólo se vende Ribera de Duero y Rueda’”. “Y en la calle Laurel de Logroño no encuentras otro vino que no sea Rioja”. A buen entendedor…

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.