El presidente de Castilla-La Mancha reclama unidad para defender los intereses hídricos de la región

|


El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha reclamado “unidad” en la defensa de los recursos hídricos de la región, tras la aprobación, el pasado jueves, de un nuevo trasvase de 6 hectómetros cúbicos a través del acueducto Tajo-Segura para las comunidades autónomas del Levante.


García-Page ha realizado este llamamiento durante el acto de entrega de los galardones de la Federación Toledana de Empresarios (FEDETO) que se ha celebrado este sábado en el Hotel Beatriz de Toledo, una provincia, ha recordado, cuyo trazado definió en 1833 Javier de Burgos basándose en el curso del Tajo “que hoy es un arroyo; no es un río”.
El presidente del Ejecutivo autonómico ha lamentado el hecho de que “cada hectómetro cúbico que se va produce donde llega, dos mil millones de las antiguas pesetas, doce millones de euros” y ha enfatizado el papel del agua como “materia prima” y fuente de riqueza para una región como Castilla-La Mancha.

En este sentido, ha subrayado la importancia de que “nos pongamos de acuerdo”, más allá de las siglas políticas y ha reclamado una reflexión sobre “el dinero que se va o el dinero que no aprovechamos aquí”.

Por ello, ha subrayado que “hay cosas que van más allá de la izquierda, de la derecha, del PP, del PSOE o de los partidos que se sumen” y aunque ha defendido la “competencia sana y saludable” entre comunidades autónomas así como los beneficios que ha reportado el Estado de las Autonomías desde la llegada de la Democracia, ha lamentado la falta de cohesión existente en Castilla-La Mancha “en asuntos elementales” como la defensa del agua y de los recursos del río Tajo. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.