Castilla-La Mancha contará con el Plan de Impulso de los Servicios Públicos “más ambicioso que ha tenido la comunidad autónoma en toda la democracia”

|


El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha anunciado este martes la puesta en marcha del Plan de Impulso de los Servicios Públicos “más ambicioso que ha tenido la comunidad autónoma en toda la democracia”.


Así lo ha avanzado el presidente del Ejecutivo autonómico durante un receso en el tercer Consejo de Gobierno de carácter itinerante que este martes se ha celebrado en Azuqueca de Henares (Guadalajara), tras los que acogieron las localidades de Hellín (Albacete) y Tarancón (Cuenca).

García-Page ha asegurado que este plan servirá al Ejecutivo autonómico para lograr “la recuperación de todo lo que se ha perdido” durante los últimos cuatro años de legislatura ‘popular’; un programa que no será “milagrero”, que se desarrollará paulatinamente pero que, al mismo tiempo, va a suponer la creación de “muchos puestos de trabajo”, algunos de ellos regularizaciones y consolidaciones de empleos “en precario” con los que se logrará “apuntalar los servicios públicos” de Castilla-La Mancha.

Así, tal y como ha avanzado García-Page, la próxima semana el Gobierno regional aprobará una Oferta de Empleo Público (OPE) de 1.042 plazas en el ámbito sanitario y otras 600 plazas que se destinarán a la Educación Pública de la Región; una oferta que convertirá en “irreversibles” los servicios fundamentales de Educación y Sanidad en Castilla-La Mancha.

El presidente ha aclarado asimismo que la administración regional podrá al mismo tiempo “equilibrar la balanza” realizando “un esfuerzo de contención en la Administración General”.

Pacto de Estado contra la violencia de género

Por otro lado, el presidente de Castilla-La Mancha ha anunciado la puesta en marcha de diferentes medidas en materia de igualdad y contra la violencia de género, coincidiendo con el Día Mundial contra la Violencia de Género que se celebra este miércoles.

En primer lugar, Emiliano García-Page ha avanzado que Castilla-La Mancha liderará “con fuerza”, una vez hayan pasado las elecciones generales, la formalización de “un auténtico Pacto de Estado contra la violencia de género” que comprometa tanto las prioridades como los recursos económicos de las diferentes administraciones implicadas.

Del mismo modo, ha avanzado que la Región revisará y actualizará su actual normativa en materia de violencia de género teniendo en cuenta los “nuevos listones” que han ido surgiendo a lo largo de los años, caso de las redes sociales, el impacto a través de nuevos medios de comunicación o del incremento de los casos de violencia de género entre los más jóvenes.

Así, ha confirmado que en 2016 Castilla-La Mancha contará con una normativa específica renovada en la que, además, se incluirán las reflexiones fruto del diálogo con los colectivos implicados en la lucha contra la violencia de género de la Región “para seguir siendo pioneros en iniciativas legislativas en materia de Igualdad”. Al respecto, García-Page ha especificado que el próximo 8 de marzo se habrán ya aprobado algunos de los principales contenidos de esta nueva normativa cuya puesta en marcha definitiva se prevé para el 25 de noviembre de 2016.

El presidente regional también ha adelantado la puesta en marcha de programas específicos en los centros educativos de la Región con tutorías “ad hoc”, la duplicación de los fondos destinados a las ayudas que perciben las mujeres víctimas de violencia de género una vez se reincorporan al mundo laboral desde los centros de acogida de Castilla-La Mancha, así como el inicio de una línea de trabajo, en coordinación con sindicatos y diez empresas de la Región, “que priorizará e implicará al mundo empresarial en la lucha contra la violencia de género”.

De esta manera se bonificará a aquellas empresas que “formal e institucionalmente” establezcan medidas a favor de la lucha contra la violencia de género, computando tanto el trato a trabajadores, medidas de seguridad y las medidas de lucha contra violencia de género premiando “el compromiso social” de estas empresas.

Listas de Espera

Por último y, a preguntas de los periodistas, el presidente de Castilla-La Mancha, se ha referido a la situación de las listas de espera en la Región. Emiliano García-Page ha lamentado la actitud del PP al respecto y ha asegurado que “Cospedal se ha ido de la Región con más pacientes en listas de espera que con los que se encontró” y que sólo puso sobre la mesa como solución el convenio sanitario con Madrid “cuando les apretó” y debido “a las prisas electorales”.

Una gestión de la Sanidad pública que el presidente ha calificado de “destrozo” y que ha supuesto, entre otros, la repetición de “pruebas mal hechas” o volver a intervenir quirúrgicamente a pacientes derivados a la Sanidad privada por el Ejecutivo de Cospedal.

Emiliano García-Page ha adelantado que el Gobierno regional impulsará un Plan Estratégico contra las Listas de Espera y ha explicado que “con 78.000 euros”, que es lo que ha supuesto el portal público de seguimiento de las listas de espera, se ha puesto en marcha un sistema “transparente” que ha conseguido “aflorar la inercia de la época de Cospedal”. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.