Cristina del Valle: "En los tiempos que vivimos la música y el arte han de ser elementos fundamentales que contrarresten todo lo demás"

|



El Teatro Auditorio Municipal de Valdepeñas tendrá el privilegio de contar en la noche del próximo viernes 20 de noviembre a las 21:00 horas con el mítico grupo de los años 90 Amistades Peligrosas. Después de más de veinte años de historia, siguen al pie del cañón con un pequeño cambio, Manu Garzón ha pasado a sustituir a Alberto Comesaña, y ahora forma pareja musical junto a Cristina del Valle. Ambos recuperan la esencia de Amistades Peligrosas en su nuevo disco, 'El arte de amar', que recoge algunos de los éxitos más destacados de la historia de este dúo y que podrán escucharse el viernes en Valdepeñas. Junto a ello, Amistades Peligrosas siempre se han caracterizado por tener una gran carga de crítica social, algo que siguen conservando, como nos ha contado Cristina del Valle en esta entrevista.


Aunque el nuevo Amistades Peligrosas lleva en funcionamiento desde 2012, ¿cómo definirías este nuevo Amistades Peligrosas?


Sigue conservando la esencia de lo que era la personalidad de las dos voces, el empaste entre las dos voces, el juego masculino-femenino, la diversidad musical, los ritmos étnicos mezclados con el pop, pero yendo más allá mezclando el flamenco con la música árabe y africana. Seguimos manteniendo la puesta en escena muy teatralizada  y sensual y seguimos manteniendo la música que en Valdepeñas volveremos a recordar, toda esa época de los 90, todas esas canciones que fueron la banda sonora de la vida de muchas personas. La diferencia más clara es la evolución del grupo y la madurez hacia un compromiso mucho más social, que se ve en los textos y en nosotros, ya que Manu es una persona que, además de ser artista, comparte un ideario y una forma de estar en el mundo que tiene que ver mucho con nuestras infancias. Tanto Manu como yo hemos sido víctimas de violencia en nuestros hogares y eso condiciona un posicionamiento en la lucha contra la violencia, en mi caso como mujer, en la lucha por los derechos de las mujeres desde el activismo a lo largo de muchos años a través de diversas organizaciones, y en el caso de Manu igual, a través de su música, tiene un grupo de rock, ha estado en diferentes bandas, y siempre ha ejercido la lucha contra la violencia de las mujeres. El hecho de que otro modelo de hombre hay que construirlo ya y es necesario y el papel fundamental de los hombres en la lucha contra la violencia. Él es un hombre activo en estas cuestiones y por supuesto en hablar de paz y construir otro mundo posible. Ese es un elemento fuerte en estas nuevas Amistades y un elemento clave para retomar estas nuevas Amistades.


¿Qué aporta entonces Manu Garzón en esta nueva etapa?


Aporta compromiso, madurez, calidad vocal y la diversidad de trabajar en diferentes estilos, ya que él se ha movido en el mundo de los musicales, el rock, muy distintos estilos, y eso nos permite jugar y meter canciones muy diversas y trabajar con más libertad que en la música es fundamental. Y también aporta una coherencia entre su persona como artista y su persona como ser humano, que para mí eso es un debate que muchas veces hay una esquizofrenia entre el artista que está sobre el escenario y la persona que baja de ese escenario. Tanto para mi como para Manu es fundamental la coherencia entre nuestro discurso sobre el escenario y nuestras vidas y esa coherencia es algo clave en Manu. Además, es un compañero extraordinario, una persona que siempre está en positivo, un ser absolutamente generoso y excelente como ser humano.


¿Cuál es el secreto de Amistades Peligrosas para seguir en pie después de más de 20 años?


El secreto está en que nuestra profesión es nuestra pasión y nuestra vida. Eso es lo que nos hace seguir cada día adelante. Subir  un escenario para nosotros es una inyección de adrenalina, de vida, de energía... Cuando estás en un escenario cobra sentido todo y cuando haces lo que más amas es el alimento que te mantiene vivo y energético. Además, tenemos tantas cosas que decir desde la música y el arte, tenemos tanto que cambiar en este mundo, creo que los artistas son tan necesarios. En estos momentos convulsos que estamos viviendo, como la masacre del otro día en París que se produjo masivamente durante un concierto, la música es un elemento sanador y transformador de la vida. Es un elemento también de resistencia. Hemos visto a muchos países donde hemos viajado que muchas personas hacían música en mitad de las bombas. La música es un elemento sanador y yo lo viví en Ciudad Juárez (Méjico) cuando viajé allí con la Plataforma de Mujeres Artistas contra la Violencia de Género, plataforma que presidí durante catorce años, llevábamos la música, el arte y el teatro a diversas partes del mundo y allí, en Méjico, donde son asesinada al año 7.000 mujeres y donde en Ciudad Juárez los crímenes se hacen de la manera más impune, estuvimos acompañando a las madres y nos subíamos al escenario y las madres nos decían que la música era sanadora. En estos tiempos que vivimos de oscurantismo y de violencia, la música y el arte han de ser elementos fundamentales que contrarresten todo lo demás.


Háblame de vuestro disco 'El arte de amar'...


Son canciones que abren ventanas al mundo y hablan de amor y desamor como algo sano. En el concierto haremos una canción de Pablo Milanés, que se llama 'Para vivir', que precisamente habla de desamor. También hay temas míticos de Amistades como 'Africanos en Madrid' que desde el año 1991, hoy estamos a 2015 en el que Europa se ha blindado en un comportamiento absolutamente de antisolidaridad mostrando la peor de sus caras ante miles de seres humanos que huyen de la violencia en la que participa también Occidente. Toda la perversidad de los gobiernos frente a una ciudadanía cada vez más críticas. La violencia nunca es la solución y queremos otro mundo, queremos acabar con la corrupción politica, con el tráfico de armas, con el mercado de seres humanos, y la música es un elemento clave para ello y está muy presente en nuestro disco. Y luego hay canciones como 'Me quedaré solo' que fue una canción mítica de Amistades, que hemos reactualizado con una versión bachata que hicimos en República Dominicana como un homenaje a toda Latinoamérica. En todos aquellos países fuimos un grupo muy querido donde nunca tuvimos la oportunidad de actuar, sino sólo de viajar para promoción. Queríamos hacer ese homenaje al público latinoamericano con su música y su cultura, que ha sido para mí mi cuna musical. 


También hay canciones como 'Casi nunca bailáis' que habla del desamor y del amor en la edad adulta, que habla de recuperar la capacidad de disfrutar de las mujeres a los 60 y 70 años en una sociedad que nos convierte en pagadoras de las hipotecas sociales estando pendientes de todos y olvidándonos de nosotras.


¿En el concierto del viernes, aparte de los temas de este disco, estarán los éxitos de Amistades Peligrosas?


Por supuesto. Nos vamos a trasladar a los años 90 a recordar nuestras incursiones en las discotecas, a cantar y bailar, nuestros primeros enamoramientos,... Y haremos por supuesto 'Estoy por ti', 'Me haces tanto bien', 'Me quedaré solo', 'Casi nunca bailáis', 'Africanos en Madrid', 'Quítame este velo', 'Más circo y más pan', que también es una canción muy cañera de crítica social con más actualidad que nunca.


¿Cómo invitarías al público de Valdepeñas a ir el viernes a ver el concierto de Amistades Peligrosas?


Va a ser un concierto lleno de emociones, algo importante más en estos tiempos, que la gente lo va a disfrutar, que es para todos los públicos desde los niños a gente de nuestras generaciones. Mucha gente joven nos redescubre a través de sus padres. Está garantizada la buena música, la fuerza sobre el escenario, la gente acaba de pie siempre y participa, y no paran de moverse desde el principio. Además, todo el espectáculo va acompañado de imágenes para la reflexión, de muchos de los lugares donde hemos viajado, donde hablamos de historias de personas y de sus vidas. Es un concierto especial que va mucho más allá de la música y cala en el alma y en el corazón. Es lo más importante en estos momentos donde los violentos nos quieren llevar a la oscuridad y a la tristeza, es fundamental responder a esa violencia con emociones y vida.


¿Qué proyectos tiene Amistades Peligrosas?


Estaremos inmersos en una gira, en la que llevamos desde el invierno pasado, por teatros, por centros culturales, por el contacto directo con la gente recorriendo este bellísimo país. Además, yo estoy inmersa en otros proyectos a nivel particular. Estos días actúo en una propuesta músico-teatral. Y luego tengo otro proyecto que presentamos ahora en Madrid, que se llama 'Ellas dan la nota', que es un grupo de cuatro mujeres artistas, que tenemos un ideario común de estar en el mundo porque hemos estado trabajando juntas en la plataforma de Mujeres Artistas y hemos viajado a muchos lugares del mundo a denunciar la guerra y la violencia. Las cuatro hacemos música de muy diferentes estilos. Lo presentamos el 21 de noviembre en Madrid y queremos llevar este espectáculo donde hablamos de lo que queremos hacer las mujeres, qué propuestas tenemos, cómo nos comunicamos y qué actitud tenemos ante la violencia y la igualdad, cuestiones prioritarias para nosotras.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.