El pleno rechaza todas las modificaciones puntuales del ROM que pretendía el Grupo Popular

|


El pleno del Ayuntamiento de Manzanares, en la sesión extraordinaria celebrada este lunes a petición del Grupo Popular, rechazó las siete propuestas de modificación puntual del Reglamento Orgánico Municipal (ROM) que propusieron los populares. La mayoría de la corporación abogó por hacer una amplia reforma consensuada de esta normativa, tal y como se comprometió, en cumplimiento de su programa, el equipo de gobierno socialista. El PP lamentó la oportunidad que, a su juicio, perdió la oposición y acusó al concejal de IU de ser “quien manda en el Ayuntamiento” ya que rechazó junto al PSOE todas las propuestas planteadas. Asamblea Ciudadana también votó contra cinco de éstas. UPYD votó cuatro a favor y se abstuvo en tres.


En las casi cuatro horas de sesión se sucedieron distintas combinaciones en la votación de las propuestas que hizo el Grupo Popular, pero ninguna salió adelante, ni siquiera con la retirada de algunos párrafos ni con las modificaciones que a lo largo del debate fue introduciendo su portavoz, Manuel Martín-Gaitero. Con sus propuestas, los populares pretendían que se puedan debatir en el pleno las mociones de la oposición, que se les facilite en seis días la documentación solicitada, que haya una composición proporcional en la comisión de cuentas, que se incluya la comisión de empleo en el ROM y que haya una regulación de los tiempos y orden de intervenciones en los debates de mociones y en el turno de ruegos y preguntas.

Todas las propuestas tuvieron el voto contrario de los ocho concejales del equipo de gobierno, que rechazó “las falsedades y juicios de valor” expuestos por los populares, y reprochó a éstos que ahora en la oposición no les sirva un reglamento con el que estuvieron “cómodos” cuando gobernaban la pasada legislatura y rechazaban las peticiones de modificación del ROM planteadas por los socialistas.

Según la portavoz del PSOE, Beatriz Labián, las propuestas del PP son “sectarias y partidistas”, sin el acuerdo ni consenso del resto de grupos. Por ello recogió lo planteado por Izquierda Unida y el equipo de gobierno se comprometió a crear una comisión de trabajo integrada por todos los grupos para, tal y como los socialistas llevaron en su programa electoral, hacer una profunda revisión del ROM y consensuar un texto que sirva para muchos años, independientemente de la composición de la corporación. “El ROM necesitaba una revisión global y nos comprometemos a llevarla a cabo con la participación de todos los grupos en el primer año de legislatura, y no como si de un golpe de estado se tratara, como ustedes proponen”, indicó la edil ante las protestas de la bancada popular.

Labián dijo que no cabía perder tiempo ahora en hacer modificaciones puntuales al ROM, con todos los trámites legales que conlleva, cuando dentro de unos meses se hará entre todos una modificación global. Por ello acusó a los populares de estar más preocupados de sus derechos como grupo político que de los problemas de los ciudadanos.

El concejal de Izquierda Unida, Miguel Ramírez, rechazó las acusaciones del PP y dijo que su grupo mantiene siempre la misma coherencia, también cuando vota en el mismo sentido que los populares y contra el PSOE. Dijo que la actualización del ROM “es una necesidad compartida por todos los grupos”, pero pidió que se haga con consenso, y no por una necesidad puntual del Grupo Popular “que además pretende poner una mordaza a los grupos minoritarios” al limitar su tiempo de intervención en los plenos así como el número de mociones o ruegos y preguntas a presentar. Por ello votó en contra durante toda la sesión y propuso la creación de una comisión que en los primeros meses de 2016 elabore un nuevo ROM “adecuado a la legislación vigente” y que facilite la funcionalidad, transparencia y participación de grupos y ciudadanos en el ayuntamiento.

El concejal de la Asamblea Ciudadana de Manzanares (ACM), Juan Luis Parejo, votó a favor dos de las propuestas del PP, por entender que no está de más avanzar en las modificaciones del ROM referidas a su adecuación con la legislación superior en cuanto a la convocatoria de plenos extraordinarios -aunque ya se aplique de facto-, y por dar un segundo turno en los ruegos y preguntas. Sin embargo rechazó las otras cinco sobre límites en el debate y número de mociones; sobre composición de la comisión de cuentas, por ser un tema ya debatido; sobre la comisión de empleo, por existir reparos de legalidad en el informe de Secretaría y no ser la que su grupo considera más idónea; y sobre los plazos de entrega de documentación, ya que entendía que seis días es un tiempo escaso para prepararla teniendo en cuenta que hay cinco días para autorizarla o no.

Jerónimo Romero-Nieva, concejal de UPYD, no votó en contra ninguna de las propuestas del PP. Apoyó cuatro y se abstuvo en la referida al orden del debate de las mociones, en la que limitaba a los grupos minoritarios a presentar una única moción ordinaria, y en la de creación de la comisión de empleo ya que, aunque dijo que es necesaria, la propuesta no se hace “con los términos oportunos”, en alusión al informe de Secretaría que indica que esta comisión debe ser informativa y no para dirimir asuntos.

La creación de la comisión para modificar el ROM irá a pleno

El alcalde de Manzanares, Julián Nieva, se comprometió durante esta sesión extraordinaria a llevar próximamente a pleno la creación de la comisión municipal que se encargue de modificar y actualizar el ROM de forma general y consensuada, “no como nos vaya cuadrando a cada uno”. También criticó que quien negó espacios públicos a una asociación -en alusión a Martín Gaitero respecto a la Escuela de Ciudadanos- diga en la exposición de su propuesta que el alcalde tiene “actitudes contrarias al espíritu democrático” por no llevar a pleno todas las mociones.

Nieva insistió en que de las más de veinte mociones presentadas en lo que va de legislatura por la oposición -únicamente dos por parte del Grupo Popular- solo han quedado fuera tres, en algún caso por ser ilegal lo que proponían. Recordó que es una facultad que la ley reconoce a todos los alcaldes de España y se preguntó por qué ésto tendría que ser diferente en Manzanares con el reglamento que el PP quería modificar “a su manera”, arrinconando a los grupos minoritarios y atribuyéndose su grupo más derechos que el resto.

El alcalde recordó que los populares tuvieron cuatro años para modificar el ROM, según constaba en su programa, y no lo hizo en una legislatura en la que, según recordó Nieva, el Grupo Socialista presentó más de cien propuestas y tan sólo se aprobaron dos. Por el contrario, destacó que más del 90% de los asuntos llevados a pleno por la alcaldía en la actual corporación son aprobados por la mayoría de grupos.

Finalmente, Julián Nieva aclaró que el equipo de gobierno cumple con la ley en cuanto al derecho a la información de la oposición y, a diferencia de la pasada legislatura, no niega la documentación. El plazo de entrega de ésta tiene una media de 18 días desde que se solicita, menos que con el anterior gobierno. “No es un tiempo desproporcionado teniendo en cuenta cuántos documentos y expedientes se piden en una corporación con cinco grupos”, explicó el alcalde, que se comprometió a entregarla en el menor tiempo posible y rechazó la propuesta del PP de poner a un funcionario en exclusiva a preparar esta documentación. “Lo importante también es el servicio que se da al ciudadano, aún así conjugamos unas cosas y otras”, afirmó.

Nieva dijo que el PP de Manzanares “ha perdido el concepto de partido de gobierno y se ha revestido de oposición a cualquier precio”, sin mantener la coherencia respecto a lo que practicó en el gobierno, por lo que pidió a este grupo “que repase el pasado para tener coherencia en el presente y poder trabajar para el futuro”. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.