José Luis Gil: "Formar parte del reparto de 'Si la cosa funciona' está siendo una maravilla"

|



Todos lo conocemos por dar vida al famoso señor Cuesta en la serie de televisión 'La que se avecina', de la que está rodando actualmente la novena temporada. Este domingo aterriza en el Teatro Auditorio Municipal de Valdepeñas para interpretar a Boris en la obra de teatro 'Si la cosa funciona', basada en la película homónima de Woody Allen. Una divertida comedia que promete empatizar con el público desde el minuto uno y en la que se siente de "maravilla" por poder formar parte de un elenco de actores formado por Ana Ruiz, Rocío Calvo, Ricardo Joven y Beatriz Santana. Así lo reconoce en esta entrevista.


¿De qué trata 'Si la cosa funciona'?


Digamos que el protagonista, el vehículo de la función, es un profesor de Física Cuántica, que ha sido candidato en su tiempo a Premio Nobel, y tiene un nivel intelectual bastante elevado. Pero ha llegado a un punto de la vida en el que se ha convertido en un ser resabiado, en un misántropo, no quiere saber nada del mundo y piensa que está en un nivel superior a los demás. Es el único de los personajes que salen en la función que ve al público y les va contando la historia, haciéndoles partícipes de lo que van a ver. Esto es muy Woody Allen, lo hemos visto en todas sus películas. Y es lo que ocurre en la película 'Si la cosa funciona', en la que está basada la obra de teatro. Trata de una historia de amor  con una chica joven, que viene de un pueblo con unas tradiciones muy distintas, que para él son totalmente anacrónicas con el mundo que vive, y va a probar suerte al Bronx, donde vive Boris, quien se encuentra con esta criatura que lleva tres días sin comer porque Nueva York es lo que tiene, puede hacerte cumplir el sueño más imposible o te puede engullir. Él decide, en contra de sus principios, que suba a su casa dos minutos, le da de comer. Y lo que iban a ser dos minutos, se convierte en dos días, dos semanas, dos meses y termina allí, escuchándola, y se va estableciendo una relación curiosa entre ellos.


¿Cómo está siendo formar parte de este reparto?


Una maravilla. El productor, Pedro Larrañaga, tenía en mente este proyecto hace unos años. A mí me lo comunicó cuando estábamos haciendo otra función, 'Fuga'. Yo no había visto esta película y me pareció que realmente era una obra de teatro quizás mejor que la película porque se establece una relación con el público que es muy interesante. Me encuentro maravillosamente porque el proyecto ha ido sobre ruedas. La verdad es que no nos conocíamos ninguno de los integrantes del elenco ni al director, que ha sido todo un descubrimiento porque te das cuenta lo fácil que es trabajar cuando no hay impedimentos, y el trabajo se convierte en ir de la mano. Y también el resto del reparto, Ana Ruiz, Rocío Calvo, Ricardo Joven y Beatriz Santana, que ha sido una maravilla trabajar con ellos. A todos nos gustó el proyecto, le cogimos mucho cariño y lo disfrutamos muchísimo. Cada vez que salimos al escenario es una diversión porque sabemos que vamos a disfrutar encima del escenario ya que se produce una conexión muy importante con el público, que también disfruta mucho con la función. Ha sido muy gratificante y espero que se prolongue mucho en el tiempo.


La obra hace honor a su título, ya que la cosa está funcionando entre público y crítica...


Sí, el director al principio cuando nos hacían entrevistas de promoción decía: "Esperamos que si la cosa funciona, podamos ponerle una coma y decir que sí, que la cosa funciona". La verdad es que eso lo sentimos rápidamente, desde el primer día. A todos nos maravilló, todos nos enamoramos del proyecto, nos lo pasábamos muy bien y piensas que vas a conectar con el público pero eso no lo sabes hasta que no se levanta el telón y se produce. La verdad es que fue muy grato. Y después de los meses que llevamos con la función, seguimos disfrutándola día a día.


¿Por qué hay que ir el domingo al teatro en Valdepeñas?


Porque lo van a pasar francamente bien, porque van a ver al mejor Woody Allen y al Woody Allen más de comedia. Incluso a la gente que no sea mucho de Woody Allen, yo se lo recomiendo porque van a ver realmente una comedia muy divertida, con personajes muy reconocibles, llenos de contrastes, en los que se producen situaciones muy divertidas por el propio choque cultural que se produce entre ellos. Se lo van a pasar bien, eso está garantizado. Y luego tiene  el aliciente de que Woody Allen no da puntada sin hilo y mete en los personajes esa carga de ironía, de crítica hacia ciertas cosas en las que la mayoría estamos de acuerdo. El objetivo claro desde el principio es hacer pasar un buen rato al público y viajar juntos actores y público.


¿José Luis Gil se siente más cómodo en la comedia?


El hecho de que sea comedia no es garantía de nada. Puedes hacer comedia pero puede que a ti no te resulte atractiva o puedes hacer drama en el que te encuentres incómodo. Lo que pasa es que el transcurso de mi carrera en los últimos años me ha llevado por la comedia y yo estoy muy a gusto haciendo comedia pero no es que yo tengo especial predilección.  Si considero que es un género muy difícil de hacer porque requiere de un tempo y un ritmo que si lo pierdes lo echas todo al garete. No puedes dejar al público apoderarse de tí, no puedes dejar de pensar para que la reflexión en su caso la vayan haciendo al final o cuando a ti te conviene. Si dejas que el ritmo no sea el adecuado, la comedia se puede diluir como un azucarillo y eso en el drama no suele pasar porque todo es más profundo, más potente, y requiere que dejes esas pausas y aromas que hay que respirar en el teatro y que se consiguen con cierta facilidad. Hacer llorar no digo que no sea difícil, seguro que sí. Y yo en mi experiencia también lo he vivido, llevo haciendo teatro desde los 12 años. Pero hacer reír a la gente de manera natural es francamente complicado. Y el público ya no se ríe con cualquier cosa, hace falta algo más que un chiste fácil o una cáscara de plátano. Tienen que ser críticas inteligentes y el espectador lo agradece mucho, le estás dando categoría al público. Si  lo haces fácil parece que infravaloras al público porque con cualquier cosa se va a reír. En este caso todo tiene importancia. La obra es de Woody Allen, tiene su sello, y es un trayecto que vivimos juntos, público y actores. Es difícil pero es muy bonito, es la magia del teatro, es un reto siempre, no hay que dar nada por hecho, te lo tienes que ganar día a día.


¿Qué proyectos tienes?


Estamos grabando la novena temporada de 'La que se avecina' desde hace dos meses. Nos quedan todavía tres o cuatro meses de grabación por delante. Y con 'Si la cosa funciona' hemos estado  en Madrid, ahora estamos de gira y posiblemente volvamos a Madrid en abril. Imagínate qué proyectos puedo tener, no tengo tiempo. De momento, llevar a buen puerto todo lo que tengo entre manos. Más adelante ya se irá viendo. Pero de momento no es que no los tenga, es que no podría atenderlos. Cualquier proyecto nuevo que pueda venir está neutralizado por mi situación actual. Mis proyectos son mi presente que tanto la función de teatro como la serie sean un éxito. No hay tiempo para más, quizás cosas puntuales, como algún doblaje.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.