Los premios literarios “Ciega de Manzanares” y “Calicanto” refuerzan su prestigio

|



El prestigio adquirido en sus catorce ediciones por los premios nacionales de poesía “Ciega de Manzanares” y de relato corto “Calicanto”, convocados por el Ayuntamiento de Manzanares, fue resaltado este sábado en el acto de entrega de los correspondientes a la edición de 2015 y que tuvieron como respectivos ganadores al cacereño Santos Domínguez Ramos y a Santiago Casero González, de Alcázar de San Juan. También vio la luz el poemario vencedor el pasado año, “Los nombres y los días”, de Darío Frías.


Con la sala llena de público, el acto literario de entrega de premios tuvo lugar en la tarde del sábado en el Museo del Queso Manchego de Manzanares, conducido por el presidente del Grupo Literario “Azuer” y director de la revista de creación literaria “Calicanto”, Antonio García de Dionisio. La concejala de Cultura, Silvia Cebrián, dijo en la presentación que el Ayuntamiento de Manzanares seguirá en su empeño de acercarse a la cultura desde todos los frentes y apostó por fomentar y crear más eventos culturales que lleguen al mayor número posible de personas “porque un pueblo sin cultura es un pueblo sin futuro”.

Cebrián entregó los premios a los respectivos ganadores. El del XIV Premio Nacional de Poesía “Ciega de Manzanares” es Santos Domínguez Ramos, de Cáceres, que recibió 2.000 euros por el poemario “Principio de incertidumbre”, libro que será publicado el próximo año. Santiago Casero González, de Alcázar de San Juan, recibió los 600 euros del XIV Premio Nacional de Relato Corto “Calicanto” por el trabajo titulado “El loco y el escritor”, que se publicará en la revista de creación literaria “Calicanto” que también edita el Ayuntamiento de Manzanares.

Santos Domínguez, que leyó algunos poemas del trabajo galardonado, se mostró orgulloso por conseguir “un premio de prestigio”. Dijo que éste lo dan las obras que los ganan “pero también los jurados”. Por ello declaró que con el premio “Ciega de Manzanares” y su fama de “premio limpio” está asegurado el prestigio. Como poeta y crítico literario, también resaltó las ediciones “tan elegantes” que Huerga y Fierro hace con las obras ganadoras, “al alcance de muy pocas colecciones”.

Por su parte, Santiago Casero, primer manchego que gana el “Calicanto” de relato corto, agradeció la apuesta cultural del Ayuntamiento y reconoció que llevaba varios años intentando conseguir el premio. “¡Por fin lo he conseguido!”, exclamó entre risas. Casero explicó que en sus relatos le gusta seguir ciertas reglas, sobre todo contar como mínimo dos historias en una, “la muy evidente y otra subterránea que resulta la más interesante”. Es el caso de “El loco y el escritor”, el relato premiado, una profunda reflexión entre “el escritor y su criatura”.

Antes de la presentación del libro premiado con el “Ciega de Manzanares” en 2014, el editor Antonio Huerga abundó en lo conseguido por este premio convocado por el Ayuntamiento, “sencillo, pero con la grandeza de la honestidad, de los premios en los que se puede creer y que dan ilusión presentarse”. También auguró más éxitos para Darío Frías, que tras ganar en Manzanares con el poemario “Los nombres y los días” ha cosechado otros destacados premios.

La presentación del libro “Los nombres y los días” corrió a cargo de la escritora argentina Cristina Cocca, ganadora en 2013 de este premio. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.