El valdepeñero Enrique Pedrero inauguró su exposición antológica e itinerante en Guadalajara

|



En presencia del Presidente de la Asociación Española de Pintores y Escultores, D. José Gabriel Astudillo López, el Representante y Técnico de Cultura del Excmo. Ayuntamiento de Guadalajara, Pedro José Pradillo, el amigo del artista Miguel Barchino, el autor de las obras Enrique Pedrero Muñoz y varias personas, fue inaugurada ayer a las 19 horas, esta muestra artística que recorrerá 11 ciudades españolas en el espacio de más de un año, Comenzando en esta última parte del año 2015, en Guadalajara y Quintanar de la Orden (Toledo); durante el año 2016 en Puertollano (C. Real); Almansa (Albacete); Villanueva de los Infantes (C. Real); Burgos; Alcázar de San Juan C. Real); Socuéllamos (C. Real); El Toboso (Toledo); Daimiel (C. Real) y a principios de 2017 en Valdepeñas (C. Real) donde se clausurará. No obstante es posible que esta muestra itinerante se alargue en el tiempo y espacio en otras ciudades españolas dependiendo de diversos factores aún no concluidos, según comentó el artista.


En principio eran 39 obras las que se iban a exponer, pero por problemas de espacio sólo se han expuesto 31, comprendidas en diversos formatos y técnicas al óleo. La temática es variada, prevaleciendo sobre todo los temas castellano-manchegos, que se reflejan en perspectivas de gran tamaño y menor de paisajes urbanos, campestres, imágenes del Quijote y Sancho, desnudo dentro de un interior y vistas de una ciudad manchega, autorretrato del autor y un largo etc. esto es como principal argumento para conmemorar el IV Centenario de la muerte de Miguel Cervantes en el próximo año 2016.


Las obras de esta exposición antológica, han sido realizadas y escogidas en la trayectoria de 30 años hasta la actualidad, como por ejemplo el cuadro de gran formato de “D. Quijote y Sancho Panza” que fue ejecutada en el año 1984, propiedad de una familia de Madrid y cedida para esta ocasión; o los cuadros “Valdepeñas al atardecer” galardonado en el año 2010 en el III Premio “Jesús Bárcenas” y “Cueva del Trascacho” ambas prestadas por la Fundación del mismo nombre. Otros han sido premiados en certámenes y seleccionados en numerosos certámenes.


Su evolución en este caso la pintura, ya que también ha practicado la escultura, ha sido grande. Al principio se cierne en un primitivismo, que evoluciona a un realismo más depurado, influenciado algunas veces por el impresionismo y otras por el expresionismo. Más escuetamente expresado, podemos decir, que al principio en la década de los “70”, practica una pintura espontánea, pintando paisajes al natural, aunque aún no está delimitado un estilo propio y personal, ya se prevé una clara tendencia hacia un primitivismo un tanto impresionista y sentimental, digamos que el artista sé está formando. 

En dicha fase juega con los colores y las texturas, intentando a veces darle a las obras la tercera dimensión real, que solidariza por medio de pastosidades, rugosidades y relieves de la misma pintura, etc. Durante su estancia en la Facultad, se define por una pintura más experimental, que se mueve entre el expresionismo primero, para pasar después a la abstracción, con técnicas mixtas incluso. Digamos que su afán en estos momentos, es experimentar y conocer todas las técnicas posibles. Finalizada su licenciatura en 1992, decide volver a un estilo propio, madurado durante largo tiempo, definido dentro del realismo, con clara alusión impresionista y expresionista. En su afán continuador en este estilo, su pintura representa, una de las más importantes interpretaciones del realismo en la actualidad, declarada como original y depurada; fruto de una constante en el artista y a la vez a uno de los mejores representantes del realismo en España entre los siglos XX y XXI.








Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.